líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La Ley de Servicios Digitales (DSA), aprobada por la UE

El Consejo Europeo aprueba (por fin) la ley que velará por los derechos de los usuarios en el entorno online

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez

La finalidad de la Ley de Servicios Digitales (DSA) es proteger el espacio digital contra la difusión de contenidos ilegales y garantizar la protección de los usuarios.

La Ley de Servicios Digitales (Digital Services Act o DSA, por sus siglas en inglés) ha superado el último obstáculo al haber sido aprobada definitivamente por la Unión Europea. Tras el visto bueno del Parlamento Europeo el pasado julio, el Consejo Europeo ha ratificado ahora esta normativa que aborda la seguridad del comercio electrónico.

Esta actualización es la primera desde el año 2000 de una ley cuyo fin es proteger el espacio digital contra la difusión de contenidos ilegales y garantizar la protección de los derechos fundamentales de los usuarios en Europa.

Según señala la propio Consejo Europeo, la DSA se considera una novedad mundial en el ámbito de la regulación digital: ningún otro acto legislativo tiene este nivel de ambición en lo que respecta a la regulación de las plataformas y la supervisión online, preservando al mismo tiempo los principios fundamentales del mercado interior.

El reglamento se publicará en el Boletín Oficial de la UE el próximo 13 de octubre. No obstante, las medidas empezarán a aplicarse 15 meses después de la entrada en vigor de la DSA, es decir, en 2024, para dar tiempo a las plataformas y servicios digitales a adaptarse a unas normas más estrictas en materia de gobernanza y seguridad.

¿Qué es la Ley de Servicios Digitales?

La Ley de Servicios Digitales establece normas de moderación de contenidos que pretenden agilizar la retirada de contenidos, servicios o productos ilegales, así como impulsar la responsabilidad en torno a estas decisiones.

Forma parte de la Agenda Digital de la Unión Europea, que busca crear un espacio digital seguro para los ciudadanos y las empresas, como apunta la entidad en su web.

Las nuevas reglas reformularán los derechos y obligaciones de los proveedores de servicios digitales, usuarios, clientes y profesionales de acuerdo a los valores de la Unión.

Así pues, los principales objetivos son:

  • Crear un entorno más seguro en Internet
  • Definir unas responsabilidades claras para las plataformas, mercados y medios sociales
  • Hacer frente a los desafíos digitales como prohibir contenidos ilícitos y aportar transparencia a los procesos de supervisión de datos

¿Cómo afectará a las compras online?

El comercio electrónico o e-commerce es una tendencia que está en auge y que en 2021 supuso un hito importante, dado que rondó los 500 millones de usuarios alrededor del mundo.

 Ley de Servicios Digitales

En la UE, en 2020 hubo 757.000 millones de ventas online, según datos de Statista. En el caso de España, fue el tercer país por valor de ventas online (23.000 millones de euros), solo por detrás de Alemania y Francia. Además, el 70% de los consumidores compra a través de canales online en nuestro país.

Como indican las cifras de la propia UE, el 73% de los europeos hace compras online, por lo que, con la entrada en vigor de la Ley de Servicios Digitales, 326,8 millones de ciudadanos verán reforzados sus derechos y su seguridad en Internet.

Ley de Servicios Digitales

 

El secreto del ascenso al olimpo de Decathlon o cómo vender más rápido, más alto y más fuerteAnteriorSigueinte#EnInglésSíTeAtreves, la campaña para acabar con los prejuicios del cine español

Contenido patrocinado