líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

¿Sirven de algo los consejos en la industria publicitaria?

Los consejos de los creativos veteranos a los novatos, ¿un maloliente saco de sandeces?

En la industria publicitaria todo el mundo se cree en el derecho de dar consejos, pero tales consejos no ayudan a la creatividad a echar brotes verdes. Es más, la marchitan.

consejosCuando un joven rebosante de ilusión incursiona por primera vez en la industria publicitaria, es confrontado habitualmente con una auténtica retahíla de consejos por parte de aquellos que, ungidos con el don de la experiencia, parecen saber de lo que hablan.

Pero, ¿hasta qué punto hay sapiencia solapada a los consejos que los creativos más talludos dan a los más bisoños? Lo cierto que tales consejos han sido siempre una sarta de sandeces (y lo continúan siendo ahora), asegura Nathalie Gordon en un artículo para Campaign.

Quienes se jactan de ser líderes creativos dan consejos a borbotones a los más jóvenes, pero todo lo que emerge de sus labios es trillado, monótono y profundamente arcaico: «Sigue tu corazón», «Sueña a lo grande», «Sigue intentándolo», «Destaca entre la multitud», «No te lo tomes como algo personal», «Nunca te rindas», «Aprende de tus errores» o «Sé tú mismo».

En la industria publicitaria todo el mundo parece revestido de autoridad. Todo el mundo se cree John Keating en El club de los poetas muertos. Todo el mundo tiene algo profundo que decir. Y lo que dicen está preñado de indolencia y egoísmo (además de ser imposible de seguir).

Quienes dan consejos como si no hubiera mañana ponen en realidad piedras en el camino al progreso de toda la industria publicitaria en su conjunto.

Al fin y al cabo, no hay ninguna respuesta correcta a la pregunta (inevitablemente peliaguda) de cómo triunfar en la publicidad. Y menos en una era, la digital, en la que (casi) todo el mundo paga para dar esquinazo a aquello con lo que se ganan el pan los publicitarios.

Los consejos, tan abundantes como profundamente inútiles en la industria publicitaria

Hay una gran ironía en los consejos que con tantísima profusión se dispensan en las agencias de publicidad. Quienes los piden lo hacen porque desean hacer lo adecuado. Y quienes los dan lo hacen también por idéntico motivo.

Sin embargo, la creatividad es en realidad enemiga acérrima de la corrección. Para alumbrar cosas originales es necesario equivocarse (por dolorosa que sea la equivocación).

Con sus consejos muchos publicitarios lo que hacen es pisotear la creatividad (sustentada en el infalible método del «ensayo y error») y animar a los jóvenes a arrojar la toalla.

Quienes ignoran los consejos que entran permanentemente en sus canales auditivos y se limitan a dejarse la piel en lo que hacen tienen más probabilidades de alcanzar el éxito (o simplemente la supervivencia) que quienes interiorizan tales consejos (y se envenenan a la larga por su culpa).

Ignorar los consejos de los demás (incluso cuando estos llevan la firma de grandes próceres en esto de la publicidad) no hace necesariamente mejores a quienes adoptan este proceder, aunque quizás no anden buscando una carrera extraordinaria después de todo.

Tener una carrera extraordinaria en la industria publicitaria es lamentablemente muy poco común. Y nadie sabe cómo se logra exactamente semejante hazaña. Entonces, ¿por qué tomarse la molestia de pedir consejo para alcanzar una meta a la que se llega huérfano de ruta (y perdiéndose en el camino)?

Dando y aceptando consejos los creativos no hacen sino buscar la aprobación de los demás. Y las mejores ideas no están a merced de las lisonjas de los demás. Es más, deben huir de ellas para refugiarse en los brazos de las crítica (mucho más fértil desde el punto de vista de la creatividad), concluye Gordon.

El nuevo master de IEBS responde a la demanda de profesionales digitalesAnteriorSigueinteGrupo Telepizza comienza la IV edición de Excellence Lab con la participación de Universidades de España y Latinoamérica

Noticias recomendadas