Publicidad

Al consumidor no le gusta que las marcas se enreden en la madeja de la política

Al consumidor no le gusta que las marcas se enreden en la madeja de la políticaQue al otro lado del charco las marcas tienen últimamente una especial querencia por meterse en política no es ningún secreto. Sin embargo, deberían andarse con mil ojos porque el consumidor (que es quien tiene la última palabra al fin y al cabo) contempla con más escepticismo que otra cosa las incursiones de las marcas en el terreno de la política.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por la American Association of Advertising Agencies (4A) y por la empresa de investigación de mercados SSRS, el 33% de los publicitarios cree que las marcas muestran por lo general más miedo a enarbolar la bandera de una causa política que a defender una causa social (14%). Además, en términos generales los anunciantes se muestran más proclives a apoyar causas sociales (26%) que a amparar causas políticas (7%).

Que los anunciantes se lo piensen muy mucho a la hora de tirarse a la piscina de la política está en línea con la actitud, extraordinariamente cautelosa, del consumidor en lo referente a todo lo que desprende aroma a política.

No en vano, la mayoría de los consumidores, el 58%, admite que no le gusta que las marcas le hinquen el diente a la política.

Además, están por lo general más predispuestos a evitar a las marcas que hacen pronunciamientos públicos negativos (racismo, sexismo, homofobia, etc.) que a aquellas que hacen suyos pronunciamientos públicos de índole positiva (inclusión, feminismo, anti-homofobia, etc.).

“Los consumidores no buscan que las marcas se manifiesten públicamente en torno a temas sociales y políticos”, explica Alison Fahey, CMO de 4A. De hecho, este tipo de manifestaciones traen consigo más riesgos que beneficios”, apostilla.

Y parece que las marcas son muy conscientes de que “mojarse” en lo que a la política se refiere no es definitivamente una buena opción, tampoco en la era Trump. Sólo el 51% de los consumidores tiene el firme convencimiento de que las controvertidas políticas del nuevo presidente de los Estados Unidos de América han movido a los anunciantes a ser más beligerantes en lo que a la acción política se refiere.

Cabe destacar, por otra parte, que cuando el lenguaraz Trump tiene a bien hablar positivamente de una marca, sólo el 22% de los consumidores siente menor predisposición a comprar dicha marca. E independiente del tono de las declaraciones de Trump en torno a marca concreta, el 74% de los consumidores afirma que las declaraciones del máximo mandatario de Estados Unidos no tienen impacto alguno en sus decisiones de compra.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir