líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La

Marketing y PublicidadUnas piernas sobre un fondo rosa

Samy Alliance publica el informe 'Consumer Trends 2022'

La "fast fashion" caerá rendida a los pies de la moda de segunda mano de cara a 2030

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

El mercado de la moda de segunda mano se está expandiendo conforme los consumidores son más conscientes de su impacto en el medio ambiente.

En 2020, 33 millones de personas invirtieron por primera vez en ropa de segunda mano. De estas, el 76% tiene claro que continuará apostando por este modelo durante los próximos cinco años.

En todo esto influyen enormemente las nuevas generaciones, más conscientes del impacto de su consumo en la sociedad y en el planeta.

Por ejemplo, la Generación Z tiene muy en cuenta los estándares éticos de las marcas antes de decantarse por una u otra, con un 62% que está dispuesto a gastar más por las compañías sostenibles y un 33% que tiene ropa de segunda mano.

De cara a aprovechar lo máximo posible las prendas y sacarles rentabilidad a largo plazo, el 43% está priorizando actualmente la calidad de las mismas. De hecho, un 165% más de la Generación Z que de baby boomers tienen en cuenta el valor de reventa antes de adquirir la ropa.

Así lo señala el informe ‘Consumer Trends 2022‘ de Samy Alliance, que refleja algunas de las tendencias relacionadas con la compraventa de segunda mano en el mercado de la moda.

El estudio apunta, al mismo tiempo, a que en 2030 la moda de segunda mano duplicará a la «fast fashion». Aparte, hay un creciente interés social por los temas medioambientales y la preocupación por el cambio climático, más allá de la Generación Z. Uno de cada tres consumidores se preocupa más por vestir ropa sostenible desde que estalló la pandemia.

Todo esto está repercutiendo en la estrategia de las empresas del sector de la moda, en el desarrollo de su actividad y diseño de productos. Las plataformas de compraventa se verán beneficiadas ante este panorama y se calcula un aumento del 5,4% en los próximos cinco años.

La circularidad es una tendencia creciente en lo referido a la moda, sobre todo por el impacto que tiene en el medio ambiente. Según la ONU, representa aproximadamente el 10% de las emisiones globales de carbono y casi el 20% de las aguas residuales.

Por su parte, la reutilización de las prendas ha evitado la emisión de unos 52 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Temas

Moda

 

Relojes y joyas, los regalos más buscados para los padresAnteriorSigueinteEsta campaña denuncia la pobreza menstrual escondiendo tampones y compresas en cajas de cereales

Contenido patrocinado