líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

CONTABILIDAD SOSPECHOSA TAMBIÉN EN PUBLICIDAD

Redacción

Escrito por Redacción Actualizado el

Los macrogrupos publicitarios no están siendo inmunes al destape de trampas contables de las multinacionales estadounidenses. Los cinco mayores holdings a nivel mundial deben en total 1.700 millones de dólares (1.681 millones de euros) por las agencias que se han ido anexionando en los últimos años. Estos pagos futuros eran prácticamente invisibles para los accionistas, porque en muchas compañías no se contabilizan como deudas. Sin embargo es probable que las reglas cambien según afirma al periódico Wall Street Journal y reconoce David Katz, director general de inversiones de Matriz Asset Advisors, accionista de Interpublic Group. «Muchos de los procedimientos que eran considerados normales o generalmente aceptados», advierte, » están ahora siendo cuestionados».

Omnicom Group, propietaria de las redes BBDO y DDB, ha informado recientemente de que deberá hacer frente a pagos de 394 millones de dólares (390 millones de euros) en los próximos cinco años, cuando a principio de año habían tasado sus deudas entre los 250 y 350 millones de dólares (247-346 millones de euros).

Omnicom ha salido al paso de las acusaciones vertidas por el Wall Street Journal en las que se sugería que había maquillado datos financieros al incluir en sus resultados las ganancias reportadas por las últimas empresas adquiridas, dato que no suele registrarse en cuentas hasta un año después de haber comprado una compañía.

Por su parte Interpublic, el segundo grupo a nivel mundial por detrás de Omnicom y al que pertenecen McCann Erickson y FCB, dio a conocer en su balance una deuda de 550 millones de dólares para los próximos tres años.

Otra noticia, publicada recientemente en The Washington Post señala que AOL infló sus ingresos publicitarios en unos 270 millones de dólares (267 millones de euros) durante dos años, para contrarrestar los bajos resultados por su fusión con Time Warner.

Ante esta nube de sospechas, que amenaza con nuevas tormentas, algunas compañías como Coca Cola han reaccionado. La multinacional del refresco ha anunciado recientemente que comenzará a computar las stock options como gastos, sugerencia del propio presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan. Esto se traduciría en un 10% menos de ingresos para Coca Cola, pero un aumento de su credibilidad.

 

WANADOO COMPRA ERESMAS POR 255 MILLONESAnteriorSigueinteNOVABANK RECIBE UN PREMIO POR SU CONTACT CENTER

Contenido patrocinado