Marketing y Publicidad

¿Debe realmente la industria publicitaria prepararse para lo peor?

Coronavirus e inversión publicitaria: ¿y si la sangre no llega al río después de todo?

Pese al COVID-19, eMarketer estima que la inversión publicitaria global pegará este año una zancada del 7% hasta alcanzar los 691.700 millones de dólares.

coronavirus

Autor de la imagen: Pietro Gottuso

Todo hace pensar que la pandemia del COVID-19 meterá un fuerte tijeretazo a la inversión publicitaria a nivel global. Sin embargo, el impacto de la crisis del coronavirus en el gasto volcado por los anunciantes en la publicidad podría no ser tan fiero como lo pintamos a bote pronto ahora. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados eMarketer, que pinta un sonrisa (cauta) en el rostro a una industria, la publicitaria, acogotada desde hace días por los eventuales y funestos efectos de la pandemia en su negocio.

Pese al COVID-19, eMarketer estima que la inversión publicitaria global pegará este año una zancada del 7% hasta alcanzar los 691.700 millones de dólares. El anterior pronóstico, fijado inicialmente en un 7,4%, ha sido corregido solo ligerísimamente a la baja.

Así y todo, y en vista a la parálisis económica y social a la que ha abocado a medio mundo el coronavirus, se hace francamente difícil creer que los pronósticos barajados por eMarketer terminarán haciéndose realidad.

Los recortes en la inversión publicitaria podrían no ser tan abruptos como se esperaba en un principio

En su informe eMarketer asume que la pandemia podrá vencerse en los próximos meses y que todo apunta a que habrá una normalización en el mercado en la segunda mitad de 2020, que acumulará buena parte de la inversión perdida durante el primer semestre.

Aun así, el pronóstico preñado de optimismo de eMarketer está a merced de no pocas incertidumbre. En su estudio la empresa de investigación de mercados cuenta con que los Juegos Olímpicos se celebrarán finalmente a finales de julio en Tokio. Si las Olimpiadas siguen efectivamente en pie, ello se traducirá en copiosas inversiones publicitarias en todos los rincones del globo. Pero si la competición se cancela, los pronósticos deberían ser revisados inevitablemente de nuevo (a la baja por supuesto).

Hay que tener asimismo en cuenta que las medidas gubernamentales con el foco puesto en la distancia social y el aislamiento harán, por ejemplo, muchísima pupa a la publicidad exterior, un medio extraordinariamente robusto desde el punto de vista de la inversión.

Por la merma en los ingresos publicitarios se verá afectada a priori de manera particular China. El segundo mercado publicitario más grande del mundo tras Estados Unidos sumará este año a sus arcas 113.700 millones de dólares (frente a los 121.120 millones que se barajaban antes de la crisis del coronavirus).

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir