Publicidad

Country, ironía a raudales y una melodía de lo más pegadiza se dan cita en este spot de Gillette

gilletteLa publicidad de maquinillas de afeitar (y derivados) suele poner casi siempre el foco en el producto promocionado. Rara vez se sale de este patrón. Lo importante es que el producto luzca en todo su esplendor y que “enamore” con sus fantásticas cualidades al espectador. Sin embargo, Gillette, la filial especializada en productos para el afeitado de Procter & Gamble, parece haberse cansado de esta vieja fórmula porque en uno de sus últimos spots renuncia a los primeros planos de sus productos y los reemplaza por los acordes de una pegadiza (e irónica) canción country, con cowboy incluido, claro está.

Quizás consciente de que el suyo, el mercado del afeitado, anda sobrado de innovaciones y de que hay conquistar al consumidor con otros argumentos, Gillette ha decidido dar una divertida vuelta de tuerca musical a su publicidad de la mano del cantautor Robert Ellis.

En el anuncio Ellis interpreta al típico cowboy, que este caso está atormentado no por un amor imposible sino por un “problemón” de aún mayor calado: su espuma de afeitado deja antiestéticos restos de óxido en el lavabo y no le avisa cuando se acaba.

Este problema 100% masculino, al que le Ellis le canta en el spot de Gillette, es resuelto como no podía ser de otra manera por la famosa marca de productos para el afeitado con una nueva espuma que ni deja restos de óxido en el lavabo ni se acaba sin avisar antes a su dueño.

Este spot tan musical lleva la firma de la agencia Grey Nueva York y del director Andrew Hines.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir