Publicidad

Creativos del mundo, Pixar os aconseja... ¡persistid!

Todo aquel que se ha enfrentado con la terrible "página en blanco", el lienzo desafiante, un editor por un lado y miles de horas de película grabada por otro, un ordenador que se resiste a obedecer a la imagen mental de lo que queremos ver en un gráfico… debería prestar atención a la siempre útil frase de Pablo Picasso: "la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando". O leer la inspiradora carta que Austin Madison, uno de los grandes animadores de la factoría Pixar, ha mandado a un grupo de creativos en internet.

Madison, responsable del salto de "película de animación" a "clásico" de Toy Story, o de otros referentes en el cine de animación como Up, Ratatouille o Wall-E, aconseja siempre persistir. Algo parecido hacía el co-fundador de la compañía, Ed Catmeull, en otro breve "manual" para jóvenes creativos, donde daba las claves para fomentar esa creatividad de la que también habla Madison. Básicamente elogiaba el esfuerzo y de las grandes ideas, pero por encima de ellas siempre estaba talento de trabajar en equipo y de no caer en la complacencia.

Las cartas forman parte de un proyecto al que todo creativo debería poder acceder en esas “horas bajas”, donde faltan las ideas, se escapa la inspiración, cunde el pánico de ahogarse en la rutina y en la repetición. Se llama “Animators Letters”, y en la página ya han escrito animadores de Disney, los de Pixar mencionados o Dreamworks, muchos a través de cartas manuscritas y relatos personales.

Aquí les dejamos una transcripción de la carta de Austin Madison:

A quien pueda inspirar,

Yo, como muchos de ustedes los artistas allá afuera, estoy en constante cambio entre dos estados. El primero (y más preferible de los dos) es el de la zona blanca, encendido en el asiento, a toda máquina en modo creativo. Esto ocurre cuando ponemos la pluma y las ideas se derraman como el vino en un cáliz real… Esto sucede alrededor del 3% del tiempo.

El otro 97% del tiempo me encuentro con la frustración, dificultades, en la esquina de la oficina en modo “papel arrugado”. Lo importante en ese momento es sudar tinta con diligencia a través de ese pantano del desaliento y la desesperación. Aplicarse, comentar y escuchar las historias de los profesionales que han estado haciendo películas durante décadas, pasando por las mismas historias y los problemas de producción indignantes.

En una palabra: Persistir.

Persiste en contar tu historia. Persiste en llegar a tu público. Persiste en mantenerte fiel a tu visión. Recuerda lo que Peter Jackson dijo: “El dolor es temporal. El cine es para siempre”. Piensa en todas las persona que deben saber.

La próxima vez que te golpee el bloqueo del escritor, o que el ordenador se bloquee y se pierde el trabajo de una noche entera porque no le diste a guardar (siempre darle a guardar), recuerda: Nunca estarás muy lejos de la siguiente ráfaga de creatividad divina. Trabaja a través de ese 97% de la mediocridad para llegar a ese 3% con el que todo el mundo te recordará para siempre.

Les garantizo que el arte vale la pena el trabajo,

Su amigo,

Austin Madison

¡La aventura está ahí fuera!

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir