Publicidad

Cuando el tirón publicitario no se detiene con la muerte

Cuando el tirón publicitario no se detiene con la muerteMás de un año después de su muerte, Michael Jackson sigue siendo una máquina de hacer dinero. El “rey del pop” lidera la lista que cada año confecciona la revista norteamericana Forbes con las celebridades fallecidas más ricas del mundo. Para la realización del ranking, la publicación tiene en cuenta los ingresos generados por publicidad y licencias. De acuerdo con Forbes, los 13 famosos más acaudalados del cementerio ganaron durante el pasado año 503 millones de dólares (360 millones de dólares).

Michael Jackson generó unos ingresos en 2009 de 275 millones de dólares, según Forbes. Le siguen en el ranking Elvis Presley (60 millones), J.R.R. Tolkien (50 millones) y Charles Schulz (33 millones), creador de la célebre tira cómica Peanuts. El puesto número 5 del ranking lo ocupa John Lennon, con unos ingresos de 17 millones de dólares.

Kathrin Schael, directora de desarrollo de negocio en Alemania de la empresa de licencias Greenlight, cree que la publicidad con famosos fallecidos es hoy por hoy una tendencia al alza y es que las celebridades muertas son bastante menos problemáticas que las vivas. “Cuando los famosos dan que hablar sobre su desenfrenada vida privada, su alcoholismo o sus tratamientos de desintoxicación, las campañas publicitarias que éstos protagonizan acaban a menudo en desastre”, explica en declaraciones a Horizont. En cambio, Albert Einstein o Steve McQueen son “valores publicitarios seguros”, añade.

Albert Einstein se sitúa en el puesto número 8 del ranking de Forbes con 10 millones de dólares recaudados durante el año pasado. El actor estadounidense Steve McQueen ocupa la plaza número 11 de la lista con 6 millones de dólares.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir