Publicidad

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturasUna bella joven luciendo espectaculares pestañas junto a un lujo envase de rímel. Una mujer de formas curvilíneas ataviada con un bikini. Un ordenador portátil con un descuento de un 10%. Un flamante coche rojo. Un póster de un dragón. Una mujer tomando el sol en una playa paradisiaca. Si usted viera alguna de estas imágenes sin prestar atención a los textos que las acompañan, pensaría probablemente que está contemplando anuncios de rímel, bikinis, ordenadores portátiles, coches, películas de dragones, y viajes, pero nada más lejos de la realidad.

Así lo demuestra la agencia parisina DDB en una nueva campaña para luchar contra el analfabetismo.

A simple vista, los seis anuncios que integran esta campaña parecen promocionar productos de lo más mundanos. La sorpresa viene cuando nos tomamos la molestia de leer los textos que acompañan los anuncios y descubrimos que en realidad todo se trata de una campaña para luchar contra el analfabetismo.

Y es que a veces la publicidad no es lo que parece, pero en esta ocasión es al menos por una buena causa.

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Cuando la publicidad no es lo que parece y tiene dos lecturas

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir