líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

Cuando las vallas publicitarias discriminan por razón de género

Algunas de las escenas protagonizadas por Tom Cruise en la película de ciencia ficción Minority Report se harán realidad esta semana en Londres. Y es que, tras haber sido ensayada en Japón y en Estados Unidos, la denominada «publicidad inteligente» llega por fin al continente europeo.

La ONG Plan emplazará una valla electrónica junto a una parada de autobuses en Oxford Street que podrá determinar el género de los transeúntes utilizando para ello un software de reconocimiento facial que mide la distancia entre los ojos, la anchura de la nariz, la longitud de la mandíbula y la forma de los pómulos. De esta manera, se consigue que el mensaje publicitario de la valla sea accesible sólo para las mujeres, el público objetivo de la campaña.

Antes de su lanzamiento, la campaña ya está desatando la polémica en Reino Unido. La organización Open Rights Group ya ha tildado la tecnología empleada por la campaña de “horripilante”, informa The Guardian.

Por su parte, Clear Channel, la empresa de publicidad exterior que está detrás de la campaña, asegura que en ningún caso se almacenará la información recopilada sobre los transeúntes que vean el anuncio.

'The Sun on Sunday' ya cuenta con sus primeros anunciantes: Ford, Tesco y MorrisonsAnteriorSigueinteEric Ries: "El método Lean Startup"

Noticias recomendadas