líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuando los anuncios de preservativos dejan literalmente con la boca abierta

Redacción

Escrito por Redacción

A las marcas de preservativos les gusta asumir riesgos en su publicidad. Saben que lo que venden está inevitablemente ligado al sexo y hacen suyo como nadie el lema de que «el sexo vende», en algunas ocasiones de manera muy explícita, quizás demasiado.

Es el caso de One Pound Johnny, un servicio de entrega a domicilio de preservativos, que se ha atrevido ir más allá de lo que es habitual en la publicidad de este tipo de productos.

El nuevo spot de One Pound Johnny está protagonizado por varios hombres y mujeres gozando del acto sexual hasta que un invitado sorpresa, en forma de un reconocible líquido pegajoso y blanco, lo arruina todo.

“Sex Without The Mess” (Sexo sin desastre) es el lema de este atrevido anuncio.

¿Ha pecado la marca de demasiado osada al apostar por este tipo de publicidad o su atrevimiento está justificado por la naturaleza del producto que vende?

 

Google compra al "competidor" de InstagramAnteriorSigueinteShazam festeja sus 250 millones de usuarios con un nuevo servicio para reconocer programas de televisión

Contenido patrocinado