Publicidad

Cuando los consumidores completan los puntos suspensivos de la publicidad

El próximo 25 de marzo se estrena en Estados Unidos la nueva temporada de la serie televisiva Mad Men, ambientada en el mundo de la publicidad en los años 60. Y para calentar motores, la cadena AMC ha empapelado el metro de Nueva York con una lacónica pero original campaña de publicidad exterior.

Los carteles de la campaña son murales en blanco con dos únicos elementos: la silueta de un hombre cayendo y una fecha: 25 de marzo.

El objetivo de la campaña es alentar la imaginación de los viajeros del suburbano neoyorkino para que sean éstos los que completen la historia esbozada en los carteles.

De esta manera, lo que parece a priori un hombre cayendo se convierte, por obra y gracia de los transeúntes del metro de Nueva York, en un hombre bailando break dance, saltando sobre un trampolín o siendo salvado por el mismísimo Superman.

Design Taxi recoge a continuación el resultado de la intervención, tanto analógica como digital, de la audiencia en la nueva campaña publicitaria de Mad Men:

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir