Publicidad

La oferta de trabajo de Burger King que resultó ser un anuncio

Cuando la publicidad se disfraza de todo menos de anuncio: la creatividad de Burger King

Cuando la publicidad se disfraza de todo menos de anuncio: la creatividad de Burger KingBurger King lo ha vuelto a hacer. La cadena de restaurantes de comida rápida puede presumir de ser una de las marcas que mejor sabe sorprender con su creatividad.

El pasado lunes 11 de diciembre Burger King publicaba un anuncio en la contraportada del diario 20 Minutos y en la página oficial de Facebook de la compañía.

En este anuncio se especificaban una serie de requisitos para poder acceder al puesto de repartidores para su servicio a domicilio, que pasamos a enumerar a continuación:

– Carnet de ciclomotor, carnet B (antigüedad mínima de 3 años) o A1.

– Estudios superiores o similares.

– Conocimientos de literatura, matemáticas, historia, geografía, política, deportes, así como otras materias de cultura general. Se realizará prueba de nivel.

– Habilidades lúdicas como destreza en videojuegos.

– Se valorarán aptitudes musicales y de canto.

Tras aparecer este anuncio las redes sociales no tardaron en indignarse ante los requisitos solicitados para un puesto de repartidor a domicilio. Medios de comunicación, personajes públicos y usuarios anónimos se hicieron eco del anuncio que corrió como la pólvora en Twitter.

Pero nadie se detuvo a leer la letra pequeña (casi ilegible siendo justos) en la que se especificaba que se trata de una acción de la campaña “Play for the Whopper”.

Cuando la publicidad se disfraza de todo menos de anuncio: la creatividad de Burger King

Tal y como ha explicado la responsable de marketing de Burger King Iberia, Bianca Shen, en Verne, el objetivo de la campaña era generar el mayor ruido posible en las redes sociales.

“Los requisitos para ser repartidor en Burger King no son esos”, aclara. “Estamos respondiendo a todas las personas que han creído que era un anuncio de verdad”.

Lo que queda claro con esta campaña de Burger King es que la publicidad ha cambiado. La marca ha conseguido erigirse como uno de los temas más comentados en Twitter (creen que no va a tener consecuencias negativas) generando una alta expectación.

Ahora queda analizar los resultados. El fondo de la campaña ha sido muy criticado en las redes sociales ante las dificultades y exigencias que se exige a los jóvenes para acceder a una oportunidad laboral que suele estar por debajo de su formación.

Pero también abundan las bromas y chistes con los requisitos. Burger King quería ruido y ruido es lo que ha tenido. Ahora será el tiempo el que marque si este tipo de estrategias son el camino a seguir en el mundo de la publicidad.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir