Publicidad

CUIDADO CON USAR IMITADORES EN PUBLICIDAD SIN PERMISO DEL ORIGINAL

¿El uso de imitadores en publicidad viola el derecho a la propia imagen? Según una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, esta práctica no debe realizarse a menos que se tenga el consentimiento del personaje imitado. La sentencia corresponde a uno de los primeros casos de este tipo, y corresponde a la caricaturización de un conocido presentador de televisión en una publicidad de coches.

Según explica Pablo Ferrándiz, de Clifford Chance, en una columna en Expansión, la sentencia versa sobre una empresa fabricantes de automóviles que había contratado un espacio en un programa de televisión late night para promocionar la venta de uno de sus coches. El mensaje publicitario lo llevaron a cabo el presentador del programa y uno de sus colaboradores, el cual se presentó ante la audiencia caricaturizando al demandante, e incluso respondiendo a su nombre.

La sentencia afirma que “la capacidad de una persona para imitar a otra no le permite apropiarse de su imagen de un modo ilimitado y para cualquier actividad, puesto que hay que respetar el posible deseo de cualquier persona de no verse implicada, aún en modo indirecto, en la publicidad de determinadas marcas o productos”. Teniendo en cuenta que el imitador se sirve de un personaje público en el anuncio y toma su figura para hacerlo más atractivo, la Audiencia Provincial da la razón al demandante, puesto que su derecho a la propia imagen prevalece sobre el puro interés económico del anuncio.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir