Publicidad

Estos datos deberían hacer que la publicidad deje de lamentarse y aunemos esfuerzos

caracolLas elecciones generales celebradas el pasado 26 de junio (las segundas en seis meses) parece que no han tenido las repercusiones negativas que con tanto ahínco se habían pronosticado durante la campaña electoral.

Cierto es que aún tendremos que esperar un tiempo para la formación de un nuevo Gobierno (alejemos la sombra de unos terceros comicios), pero lo que los partidos políticos deberían hacer es ser responsables en sus negociaciones para que España vaya consolidando poco a poco la senda del crecimiento iniciada dejando atrás los duros años de crisis.

Un periodo que ha golpeado (y aún lo hace) con toda su virulencia al país, especialmente a algunos sectores como el de la publicidad. Desde 2007 la industria publicitaria ha padecido una marcada desaceleración que se ha traducido en despidos, aplazamiento o suspensión de proyectos, reducción de presupuestos e incluso revisión de relaciones ante los problemas por los que también han atravesado muchos de los anunciantes.

Por suerte hemos comenzado a ver la luz al final del túnel pero este es un tren que no puede moverse solo. Necesita de la ayuda de todos los actores de la industria y, lo más importante, de forma conjunta.

“Estamos ante una oportunidad histórica para dejar atrás la senda de la precariedad para volver a situarnos en unos porcentajes de crecimiento de dos dígitos en poco tiempo. Hace falta que todos (agencias, medios y anunciantes) aprovechemos el momento para tirar juntos del carro en la misma dirección”, afirma Félix Vicente, presidente de McCann Worldgroup para España y sur de Europa en dircomfidencial.

En las reflexiones que publica en el citado medio hace referencia al informe sobre Estabilidad 2016/2019 del actual Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy. En este se establece que la tasa de paro se situará en el 13% antes de 2020. Entre el resto de datos positivos que encontramos cabe señalar que se pronostican para ese año 19,9 millones de ocupados con una reducción de la deuda pública al 96% del PIB.

El informe recoge además que la venta de productos patrios fuera de nuestras fronteras se mantendrán al alza creciendo hasta un 5% cada año. De cumplirse todos los pronósticos hablamos de un crecimiento de las exportaciones del 5,7%.

“Pero tenemos que ser tan optimistas como cautos, ya que el Gobierno rebajó las previsiones de crecimiento económico del país al 2,7% para este año y al 2,4% para el próximo, debido a la ‘desaceleración global’”, explica Vicente. Recordemos que el crecimiento previsto se situaba en el 3% para el presente año y en el 2,9% para 2017.

Continuamos con datos positivos (justo lo que nos hace falta después de los tiempos vividos), con el dato de que el gasto de las familias españolas encadena ya nueve trimestres seguidos al alza tras registrar un crecimiento del 3,7%.

“Vivimos un momento histórico. Estamos, sin lugar a dudas, en una buena senda. Ahora solo hace falta que nadie ponga palos en las ruedas, evitando la confrontación política, uniendo fuerzas y estando a la altura para que España vuelva a generar confianza dentro y fuera de nuestras fronteras”, concluye sus reflexión.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir