líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

Agencia The & Partnership para Argos

De anuncio a vídeo musical: así es la original campaña navideña de Argos que da rienda suelta al universo de los sueños

La cadena minorista británica convierte su catálogo en el "The Book of Dreams", capaz de hacer realidad el sueño de un padre en Navidad.

Argos

Aunque que más de un mes para la Navidad, las marcas siempre van un paso por delante para adelantar estas fechas a golpe de emotivos y entrañables anuncios.

El retailer británico Argos ha sido uno de los primeros en lanzar al mundo su campaña navideña de la mano de la agencia The & Partnership Londres.

Su pieza estrella es un spot de casi tres minutos en el que la cadena minorista convierte su catálogo en un verdadero «Libro de los Sueños». El anuncio arranca con una estampa típica en muchas familias: un padre que revisa los objetos marcados por su hija en el catálogo de juguetes, descubriendo su más profundo deseo para estas fiestas: una batería.

Y de esa escena cotidiana, Argos nos traslada a una realidad paralela, un sueño que nace de la imaginación de ese padre y que lleva el ritmo de la mítica canción de Simple Minds «Don’t You (Forget About Me)«, de 1985. Eso sí, esta vez con la batería como instrumento protagonista. A partir de ahí, arranca un espectáculo propio de un auténtico videoclip.

Cuando el espectador ya está completamente inmerso en ese «mundo de los sueños», aparecen los ojos brillantes y entusiasmados de la pequeña, la baterista Nandi Bushell, que no duda en unirse a un sueño que termina en un multitudinario concierto.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

«Inicialmente probamos muchos sueños diferentes«, dijo a Adweek Ludo Thomas, creativo de The & Partnership. «Probamos el sueño de un niño, pero es fácil hacerlo bastante entrañable, y no queríamos eso». Mientras buscaban inspiración en el catálogo, encontraron la famosa batería que da rienda suelta a la imaginación del protagonista, y que resultó ser el producto perfecto para ejecutar su idea.

Una idea ambiciosa que pasaba por el reto de escoger la canción idónea y sincronizarla con los nuevos sonidos de las baterías. «Escuchamos casi todas las canciones de los años 70, 80 y 90. Una vez que llegamos a Simple Minds y encontramos esta pista, pensamos: ‘¿Cómo podemos mejorarla?'», explicó al medio el creativo Arthur Harry que, junto al equipo, buscaba una canción que encajara con un padre de esa edad, que fuera atemporal y que no se hubiera «utilizado demasiado».

El spot cuenta con versiones de menor duración para televisión y canales digitales.

HSBC demuestra en Dreamforce 2019 su apuesta por construir el banco del futuroAnteriorSigueintePropósito, valor y contenido, la santísima trinidad que abre las puertas del cielo a las marcas

Noticias recomendadas