Publicidad

Derechos o violación de la Ley: la publicidad de bebidas azucaradas en el punto de mira

Azúcar. Ese ingrediente que siempre consigue endulzarnos la vida se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza para el sector de la alimentación. Recientemente conocíamos un informe elaborado por la OMS en el que se revelaba que más de 41 millones de niños padecían obesidad infantil.

La institución se ha puesto manos a la obra para identificar las causas que provocan esta ya calificada como epidemia apuntando directamente a las comidas poco saludables así como a las bebidas no alcohólicas ricas en azúcares y calorías. Ahora la polémica salpica a la publicidad de este tipo de productos.

Una ordenanza aprobada en San Francisco (EEUU) sigue los pasos iniciados por la OMS mediante la propuesta de que los anuncios de bebidas azucaradas deberían indicar que su consumo puede ser perjudicial para su salud.

Asociaciones como California Retailers Association y California State Outdoor Advertising Association se han unido a la American Beverage Association (ABA) para presentar una demanda conjunta contra el Tribunal de San Francisco que ha aprobado dicha ordenanza señalando que viola el derecho de los estadounidenses a la libertad de expresión, tal y como informan desde AdAge. La celebración del juicio está prevista para el próximo 7 de abril.

Propuesta a la que se ha sumado la Association of National Advertisers (ANA) señalando que se ha involucrado en esta demanda para preservar “las protecciones sólidas con las que cuenta la publicidad recogidas en la Primera Enmienda”. Concretamente el organismo alude a las “protecciones constitucionales de la libertad de expresión comercial”.

La ordenanza que ha despertado la polémica fue aprobada el pasado mes de junio y contempla varias regulaciones que muchos han calificado como “anti refrescos”. Por ejemplo, según esta, se requiere que los anuncios que aparecen en vallas publicitarias sobre bebidas alcohólicas así como otros que aparezcan en exterior relacionados con bebidas azucaradas, deben contener una advertencia dejando claro que el consumo de bebidas con azúcares añadidos contribuye al desarrollo de enfermedades como la obesidad, la diabetes o las caries.

Estas advertencias deberán aparecer en los anuncios de todas aquellas bebidas que contengan 25 calorías o más por cada 0,35 litros. Estos avisos tienen que representar al menos el 20% del anuncio y siempre debe encuadrarse para que los usuarios puedan identificarlo fácilmente.

Dan Jaffe, representante de la ANA ha calificado la medida como “regulatory nannyism”, advirtiendo que si la propuesta consigue salir adelante pronto se extenderá al resto de ciudades y estados de EEUU.

Entre el resto de decretos firmados por el alcalde de San Francisco, Ed Lee, se encuentra la prohibición de anunciar bebidas azucaradas en espacios públicos como parques o paradas de autobús. Decisión que consiguió ser revocada el pasado mes de diciembre acogiéndose a la citada Primera Enmienda. ¿Correrá la publicidad ahora la misma suerte?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir