Publicidad

Desconectar para conectar y que el ser humano vuelva a ser el centro de la publicidad

robots-humanosEn la actualidad todas las marcas se encuentran operando dentro de las tensiones y movimientos culturales que marcan el ritmo de las distintas sociedades, quedando definidas por la forma en la que interactúan con ellos. Una estrategia que ayuda a generar relevancia así como un significado más amplio en la mente de los consumidores.

Una vez identificados estos movimientos o tensiones pasan a transformarse en la propia historia de la marca ofreciendo una posición más segura desde la que lanzar sus mensajes a un determinado grupo.

Pero lo interesante de estos conceptos es sumarse a ellos cuando aún se están gestando y no cuando forman parte de la cultura y comportamientos de los consumidores. El reto de las marcas pasa por ser capaces de capturar estos movimientos justo antes de que se produzcan.

Aquí entran en juego los profesionales denominados como “semiólogos comerciales” que son capaces de identificar estas tensiones culturales para fomentar la conexión entre las marcas y sus consumidores en el cambiante contexto cultural en el que operan.

¿Cuáles son las tensiones culturales que se están gestando?

Nadie duda ya de que la tecnología avanza a pasos agigantados cambiando todo a su paso. Una situación que nos lleva a los resultados del último estudio elaborado por Intel que revela que los millennials comienzan a ver a tecnología como un proceso deshumanizante.

“La gran mayoría de la generación millennial piensa que la tecnología nos está haciendo perder nuestro lado humano al basar demasiado la sociedad en este concepto”, revela el comunicado en el que se hacen públicos los resultados del estudio recogidos por Campaign.

El 90% reconoce que la tecnología nos hace la vida mucho más fácil pero casi el 60% señala que confiamos demasiado en esta lo que nos está deshumanizando. Los jóvenes italianos y japoneses son los que muestran una actitud más negativa ante el imparable avance tecnológico y sus consecuencias.

Cada vez hacemos más y más cosas de nuestra vida diaria con la tecnología como protagonista. Los sistemas digitales lo han impregnado todo y la automatización cada vez se infiltra más en nuestra existencia. ¿Es capaz de recordar todas las charlas, debates o reportajes sobre cómo la tecnología está cambiando nuestras vidas? Imposible.

¿Quién está llevando la delantera?

El sector de la automoción es uno de los que mejor ha sabido sumarse a este movimiento cultural relacionado con la tecnología. Los coches cada vez hacen más cosas por sí solos gracias a los avances y la publicidad de coches ha apostado por poner siempre a los consumidores en el centro de la experiencia.

Experiencias reales y humanas como núcleo de comunicación de la marca. Un ejemplo perfecto de lo que le estamos contando lo encontramos en una de las últimas campañas lanzadas por Peugeot bajo el título de “Driving Sensation”.

Vemos también ejemplos en otros sectores como las acciones de North Face con #SeeYourSelf o la campaña de Reebok “Be more humans”.

No debemos olvidar que la verdadera utilidad de las marcas pasar por ayudarnos a identificar y explotar todas estas tendencias que nos rodean.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir