Publicidad

Desgranamos el nuevo "Código Ético de Publicidad en Cine" bajo el ojo de AUTOCONTROL

FIRMA NUEVO CÓDIGO CINE_30.05.2016Este lunes 30 de mayo de 2016 se ha presentado el nuevo "Código Ético de Publicidad en Cine", de la mano de las agencias de exclusivas de publicidad cinematográfica Movierecord, Discine y 014 y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL). A estas se les ha encomendado su control y aplicación a través del Jurado de la Publicidad.

Una presentación que ha contado con la participación de José Domingo Gómez, director general de AUTOCONTROL; Almudena Román, presidenta de AUTOCONTROL; Alfonso Oriol, director general de Movierecord Cine S.A.U; Juan Carlos Aparicio, consejero delegado de Discine y Carlos Valiente, director general de 014 Media.

El objetivo que se persigue con el nuevo código es renovar el anterior relativo a la publicidad en cine que data de 2001, tal y como recordó Almudena Román: "Era pertinente cambiarlo, la legislación ha cambiado desde entonces". Entre los principales cambios se ha producido la adaptación de la normativa a la evolución de las nuevas prácticas publicitarias y de legislación.

Un nuevo código que tiene por objetivo ajustar su contenido al reciente Real Decreto 1084/2015, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine, y que contiene algunos preceptos que afectan a la publicidad de las películas cinematográficas, es decir, a la publicidad proyectada en las pantallas de las salas de cine españolas.

Un cambio muy necesario en palabras de los participantes en la presentación. Aparicio ha dejado claro que es de vital importancia que la publicidad en el sector del cine "esté perfectamente regulada”, para que “se adecue a los nuevos tipos de públicos”.

En el texto presentado se hace referencia en primer lugar a que la publicidad que se proyecta en cine deberá ser conforme a la ley aplicable, leal, honesta y veraz, en los términos desarrollados por el Código de Conducta Publicitaria de AUTOCONTROL y por el Código de Prácticas Publicitarias de la Cámara Internacional de Comercio.

Se recoge además que, la publicidad exhibida en salas de cine se deberá ajustar a la legislación vigente, cualquiera que sea su contenido, el medio de difusión o la forma que adopte y no tendrá contenidos que atenten contra la dignidad de la persona, sean discriminatorios (por razón de nacionalidad, raza, sexo, orientación sexual, convicciones religiosas o políticas) o incitadores de la comisión de actos ilícitos.

El código entrará en vigor a partir del próximo 30 de junio de 2016 contemplamos tres puntos fundamentales muy a tener en cuenta:

1. Protección de menores

El nuevo código indica que la publicidad proyectada junto a las películas destinadas a los menores deberá someterse a los valores de protección de la infancia y la juventud. No se deberá emitir publicidad que contenga declaraciones o presentaciones visuales que puedan producir perjuicio mental, moral o físico a los menores, respetando siempre una serie de principios que vienen detallados en el Código.

Unos principios con los que se tiene que tener aún más cuidado en su aplicación en aquellas salas en las que se proyecten películas en salas para menores de siete años.

2. Bebidas alcohólicas

La publicidad de bebidas espirituosas en cine no solo tiene que cumplir con el citado código sino que debe adecuarse, además de a lo previsto en la normativa aplicable, a las previsiones contenidas en el Código de Autorregulación Publicitaria de la Federación Española de Bebidas Espirituosas, en el Código de Autorregulación Publicitaria de Cerveceros de España y en el Código de Autorregulación del Vino en Materia de Publicidad y Comunicaciones Comerciales.

3. Avances y tráilers

Dentro del nuevo código queda recogido que las empresas que se adhieran al Código deberán velar por que las promociones de películas que éstas hayan comercializado y que estén incluidas en el ante-programa publicitario de la película (pre-show), se adecuen a la calificación que haya obtenido el largometraje al que acompañan por parte del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), es decir, que la calificación sea igual o superior a la calificación de la película promocionada.

Los exhibidores que quieran adherirse al Código a través de los exclusivistas ya adheridos, deberán comprometerse a respetar las normas contenidas en el mismo. En caso de que lo deseen y siempre bajo la autorización previa de AUTOCONTROL poner una pegatina o cartel con la leyenda “Adherido al Código de Publicidad en Cine”, acompañada del texto concreto que especifica el Código, del logo de AUTOCONTROL y de la indicación de su web, en un lugar visible de sus establecimientos de exhibición cinematográfica.

“Lo más importante ha sido contar con el compromiso de todos los agentes”, ha expresado José Domingo Gómez.

Por último ponemos el foco en el citado Jurado de la Publicidad que será el responsable de controlar el cumplimiento de la aplicación de nuevo código. Resolverá, conforme a su Reglamento, las eventuales controversias que le sean presentadas contra cualquier película publicitaria emitida en cine, por una posible infracción de las normas deontológicas que regulan la actividad publicitaria en general o la publicidad en cine en particular.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir