Publicidad

La ropa se compra, se pone y se devuelve, según Diesel

Diesel quiere que disfrute poniéndose su ropa antes de devolverla en esta honesta campaña

Diesel pone bajo los focos a aquellos clientes que devuelven su ropa después de habérsela puesto (con etiquetas por supuesto) en esta divertida y brutalmente honesta campaña.

dieselTodos lo hemos hecho alguna vez. Hemos comprado cómodamente una prenda online, nos la hemos puesto (con etiqueta y todo) y después no hemos tenido prurito alguno en devolverla (está prácticamente nueva al fin y al cabo).

Este fenómeno, fruto de la desvergonzada pillería que hay anidada en todos nosotros, trae de cabeza a todos los retailers, pero Diesel ha sido el primero en convertirlo en el eje central de una campaña brutalmente honesta.

Y aunque no promueve exactamente este tipo de comportamiento entre sus clientes, Diesel sí anima a su clientela a disfrutar del proceso (una bellaquería que van a cometer de todos modos).

El eje central de la campaña de Diesel es un divertido spot en la que el narrador convierte la política de devoluciones de la firma italiana de moda en una pegadiza canción.

Mientras el narrador recuerda al espectador que las prendas deben ser devueltas con etiquetas y en perfecto estado, éste es confrontado con imágenes de modelos poniéndose prendas de Diesel para salir de fiesta, pasándoselo en grande con ellas e ingeniándoselas para que sus etiquetas permanezcan intactas.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Algunas de las personas que desfilan por el anuncio hacen grandes esfuerzos para no manchar la ropa que después van a devolver. Una mujer se envuelve, por ejemplo, en servilletas antes de meterse entre pecho y espalda una suculenta cena. Y otros protagonistas, en lugar de esconder las etiquetas de las prendas que llevan puestas, las dejan a la vista adrede como si fueran motivo de orgullo.

Rubricado por la agencia Publicis Italia y dirigido por Similar But Different, el spot se ha estrenado coincidiendo con la New York Fashion Week.

Con su nueva campaña, en la que ha estado además involucrado el fotógrafo Angelo Pennetta, Diesel asegura que no pretende condenar ni tolerar a quienes devuelven prendas usadas. Sí es cierto, de todos modos, que poner bajo los focos el denominado "wardrobing" es un movimiento sumamente valiente, aunque también controvertido.

Al fin y al cabo, el "wardrobing" no hace sino alentar el consumismo desbocado que los ecologistas instan a los retailers y a los consumidores a dejar atrás de una vez por todas en pro del castigadísimo planeta Tierra.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir