Publicidad

Los humanos (y también los gatos) aman los sofás de IKEA en este spot

De las dos patas humanas a las cuatro patas gatunas hay sólo un paso en este spot de IKEA

IKEA ha lanzado un nuevo spot en el que una joven se transforma en gato ante la perspectiva de echarse la siesta en un sofá de la marca sueca.

ikeaCuando un sofá es realmente cómodo, dan ganas de hacerse un ovillo en él como un minino. En torno al sentimiento felino que se apodera de algunos cuando hay a mano un buen sofá gira precisamente el último spot de IKEA en Reino Unido.

El anuncio está protagonizado por una joven ataviada con un mullido jersey que se despereza y estira sus extremidades superiores al más puro estilo minino y se transforma mágicamente en un gato peludo.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

La transformación tiene lugar mientras la mujer saca cojines de la mítica bolsa azul Frakta de IKEA y los deposita sobre el sofá para echarse una siesta que se presume celestial.

El spot es el segundo anuncio de una campaña que, bajo el lema “Wonders can come out of the blue”, gira en torno a la icónica bolsa Frakta (a la que Balenciaga homenajeó, por cierto, el año pasado).

En la campaña la bolsa Frakta es descrita con una suerte de bolso de Mary Poppins con capacidad ilimitada para todo tipo de productos de IKEA.

El primero de los spots de la campaña “Wonders can come out of the blue” lo protagonizaban unas simpáticas mujeres que eran transportadas a un universo mágico inspirado en Alicia en el país de las maravillas al sacar un juego de té de la bolsa Frakta de IKEA.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Detrás de la campaña de la célebre marca sueca en tierras británicas están la agencia Mother Londres, la productora Riff Raff Films y el regidor The Sacred Egg.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir