líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Dove denuncia el impacto de los filtros de las redes sociales en la autoestima

Marketing y PublicidadFrame del vídeo de la nueva campaña de Dove

Dove lanza "Qué hay detrás del selfie"

Dove denuncia el impacto de los filtros de las redes sociales en la autoestima

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Dove ha lanzado una campaña que tiene como propósito denunciar las consecuencias de los filtros que se utilizan en las redes sociales en la confianza de los más jóvenes, que acaban pensando que ese es el ideal de belleza.

Labios más grandes, sin ningún tipo de marca en el rostro y una piel de porcelana. Los filtros cada vez más extendidos de las redes sociales muestran una imagen irreal de las personas, que acaban creyendo que así es como deberían ser y que ese es el objetivo de «belleza». Esta práctica puede llevar a una falta de autoestima, sobre todo en los más jóvenes.

Según un estudio de Dove, una de cada cuatro jóvenes «no se ve lo suficiente bien» si no edita sus fotografías y el 20% reconoce sentirse decepcionado por no tener en la vida real el aspecto que tiene en sus fotos de las plataformas. Con esto en mente, la marca de cuidado personal ha impulsado la confianza de sus consumidoras con herramientas del Proyecto de Autoestima Dove.

De hecho, el 69% de las niñas asegura que intenta cambiar u ocultar al menos una parte de su cuerpo cuando se va a hacer una foto para sus redes sociales. La cara, el cabello, la piel, los labios y la tripa son las partes del cuerpo que las jóvenes editan más, en este orden. En España, el 72% de las niñas de 13 años ya se han descargado un filtro o aplicación de retoque fotográfico.

La campaña de Dove que pone contra las cuerdas a los filtros de las redes

La firma ha puesto en marcha una campaña para concienciar a la sociedad de los efectos que tiene el excesivo uso de filtros en los más jóvenes. Entre las iniciativas dirigidas a ese fin encontramos su compromiso de no distorsionar la imagen digital en sus publicaciones y el vídeo «Qué hay detrás del selfie».

En él podemos ver a una joven que se pasa un buen rato con una herramienta de edición, cambiando multitud de elementos de su aspecto físico, hasta un punto en el que no acaba pareciendo ella. Esta imagen refleja el dato de que el 42% de las entrevistadas para el estudio invierte más de 10 minutos en preparar la foto que va a postear y se hace una media de siete selfies.

«Hay filtros que se usan de forma creativa, pero cuando el uso es para distorsionar la realidad y ajustarse a estrechos estándares de belleza, puede llegar a ser perjudicial para la autoestima de los jóvenes. Muchas chicas, cada vez más jóvenes, sienten presión por editar sus fotos y crear algo ‘perfecto’, pero irreal», asegura Sandra Andrés Bach, Marketing Manager de Skin Category en Unilever.

«En Dove, queremos cambiar la situación y contribuir con herramientas, como nuestra guía didáctica para los padres y familiares, a ayudar a los jóvenes a navegar por las redes sociales de forma positiva», continúa explicando.

Si no puede visualizar correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Temas

Dove

 

El porfolio publicitario de Twitter pasa por chapa y pinturaAnteriorSigueinte¿Qué implicaciones tendría la Superliga para el negocio publicitario?

Contenido patrocinado