Publicidad

El 15M se querella contra Bankia gracias al crowdfunding por presunta publicidad engañosa, entre otros delitos

La plataforma ciudadana '15MpaRato', creada por el movimiento 15M, va a presentar este jueves en la Audiencia Nacional una querella contra el ex presidente de Bankia Rodrigo Rato y el Consejo de Administración de la entidad en el momento de su salida a bolsa en la que solicitarán "prisión preventiva" para los "responsables de Bankia" y "el embargo de sus bienes", según ha explicado uno de los miembros de la plataforma y recoge el diario Qué!

"Se ha acabado la impunidad", asegura el colectivo, que cuenta con el apoyo de hasta cincuenta accionistas de Bankia "que se han ofrecido como querellantes a media jornada", trece de los cuales se van a personar en la causa, así como de "decenas de testigos internos" que han colaborado en el proceso de recogida de información para presentar el documento, algo que han conseguido "en apenas 23 días".

Según el miembro de la plataforma consultado por Europa Press, los delitos por los que se van a querellar contra Rato y el resto de miembros del Consejo de Administración de Bankia cuando se produjo su salida a bolsa "no distan mucho" de los que contemplan las diligencias de investigación abiertas por la Fiscalía Anticorrupción y que son delitos contables, estafa, falsedad documental, insolvencia punible y administración desleal.

Para poder presentar la querella la plataforma ha tenido que poner en marcha una camapaña de recolecta de fondos. El método utilizado por los indignados es el conocido como 'crowdfunding' o financiación colectiva a través de la web Goteo.org, una red social que permite hacer aportaciones monetarias para "impulsar el desarrollo autónomo de iniciativas, creativas e innovadoras, que contribuyan al desarrollo del procomún, el conocimiento libre y/o el código abierto".

Así, la plataforma '15MpaRato' ha conseguido recaudar en 24 horas 19.000 euros de los 15.000 euros solicitados inicialmente, para querellarse contra el ex presidente de Bankia Rodrigo Rato y el antiguo consejo de administración de la entidad por presuntos delitos societarios, falsedad documental, publicidad engañosa y administración desleal.

"El motivo de esta acción ciudadana es hacer justicia y lanzar un mensaje claro. Se ha acabado la impunidad. Nos rescataremos con el dinero que nos han robado banqueros, especuladores y políticos. Uno a uno, gota a gota, Rato a Rato. Por cada banquero intervenido una escuela, un hospital, un puesto de trabajo para el bien de todos y cada uno. No debemos, no pagamos. Ellos deben. Ellos pagarán", aseguran en el comunicado difundido, recogido por Europa Press.

En cuanto al presunto delito de publicidad engañosa, tenemos que recordar algunas campañas de Bankia en las que se puso en duda la verdad de sus mensajes publicitarios, como la de la supresión de las comisiones para más de 400.000 pymes y autónomos, por no dejar claros en los anuncios los requisitos que se debían cumplir para conseguir esa supresión.

En este sentido, las campañas de la entidad han sido siempre muy criticadas entre los ciudadanos y los propios profesionales del sector, como es el caso de Javier Reguerira que escrbía lo siguiente en sy blog: "A menudo los que trabajamos en comunicación pecamos de soberbia, olvidando que una marca (como Bankia o como cualquier otra) no es solo lo que comunica desde sus anuncios, sino el rostro que muestra en su punto de venta, la imagen que dan sus productos, sus empleados y sus gestores. Pretender que la publicidad sea como ese Bálsamo de Fierabrás del Quijote que podía curar cualquier enfermedad, es una solemne tontería".

De hecho, el año pasado toda España fue testigo de la llamativa, especialmente por lo repetitiva, e ineficaz, al menos desde el punto de vista publicitario, campaña de Bankia. La entidad que nació a raíz de la fusión de Caja Madrid y Bancaja, a la que se adhirieron otras cinco cajas, y que ahora pasa por el momento más complejo de su cortísima historia, fue incapaz de dar sentido al claim de su campaña: “el primer banco la nueva banca”. ¿Qué es esa nueva banca? ¿Qué oferta de valor ofrecía al público? ¿Y por qué la imagen en la televisión difería tanto de la que se veía después en el punto de venta?

Más tarde llegó una nueva acción en la que la Bankia de Rodrigo Rato animaba a los españoles a hacerse “bankeros”, suscribiendo acciones de la entidad por 1.000 euros. Puede que el objetivo de Bankia fuera tan inocente como simplemente mostrar su rostro más humano al público, aunque puede que no. Pero, como explicaba Javier Regueira en su blog, No content, no brand, “la cosa resultaba tan sospechosa que los consumidores se lanzaron a sabotear los originales de exterior”.

Además, el pasado mes de abril Bankia lanzaba un nuevo eslogan ‘Todo un futuro juntos’. El mensaje, utilizado en todas las sucursales de la entidad, fue traducido al catalán en las oficinas de Cataluña, Baleares y Valencia, pero con un pequeño error… El eslogan en castellano es 'Todo un futuro juntos'. El mensaje era sencillo ya que trata de convencer de la solvencia de la entidad, por lo que nos invitaba a que 'seas su compañero de viaje'. La traducción literal en catalán sería tot un futur junts, como se puede leer en algunos carteles. No obstante, en algunas sucursales de Cataluña y Baleares se puede leer claramente tot un futut junts, es decir 'todo un jodido juntos'.

Desde la entidad atribuyeron los errores tipográficos a una situación puntual que afectó a sólo una veintena de sucursales de las más de 1.000 oficinas que tiene el banco en estas tres comunidades autónomas. Lamentaron el error, pero recordaron que no había ninguna intencionalidad y que sólo fue una errata que no se descubrió en ninguno de sus flitros. No obstante, advirtieron de que todo se solucionó en menos de 48 horas y que todos los carteles con erratas fueron sustituidos en dos días.

la agencia encargada de esta campaña fue Publicis, veremos si hoy, de cara a la querella que va a presentar la plataforma 15M, la agencia se ve afectada por toda la polémica y cómo resuelve esta crisis por un presunto delito de publicidad engañosa.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir