líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

"El anuncio de Navidad es tan increíblemente fallido que resulta memorable": T. Segarra 'viaja con Risto' #ChesterSegarra

tonyAyer por la noche se emitió una nueva entrega del conocido programa de entrevistas de Cuatro, «Viajando con Chester», un espacio televisivo en el que el polémico publicista Risto Mejide entrevista a diversos personajes famosos, políticos o empresarios del panorama patrio.

En la entrega de anoche fue el gran Toni Segarra el que se sentó en el popular sofá de Risto para contestar a las preguntas de su pupilo que se inició en el arte de la publicidad en su agencia *S, C, P, F…

Toni Segarra es artífice de grandes obras maestras de la publicidad, piezas que lo han convertido para muchos “el mejor creativo del siglo”. Pero a pesar de su fama, Segarra habla con humildad sobre su carrera: “no tengo la conciencia de que lo que hagamos sea excesivamente importante, al fin y al cabo son anuncios que comparados con educar o salvar vidas son bastante prescindibles”.

Existen anuncios que a pesar de ser en primer momento “horribles” acaban convirtiéndose en grandes clásicos y formando parte del imaginario colectivo, como el anuncio de bolígrafos Bic o el de Airtel de la navidad, que han creado lemas y eslóganes que ya forman parte de la historia.

Otros anuncios logran crear gran ruido mediático, no por su calidad o polémica, más bien por ser un auténtico desastre creativo. Un ejemplo de este fenómeno es el anuncio de la navidad de este año, “es tan increíblemente fallido en todo que al final ha creado una pieza memorable. Los ingredientes eran buenos, pero tan mal combinados que el resultado es una especie de Frankenstein erróneo”.

La campaña de BMW “¿Te gusta conducir?” es uno de los grandes éxitos de Segarra, una campaña que aúna el sentimiento de libertad y bienestar a la hora de conducir: “por alguna razón, el spot de la mano haciendo ese gesto que todos hemos hecho alguna vez dentro del coche, destacó convirtiéndose en un icono de la marca y de la publicidad”. Esta campaña carece de los elementos clásicos de la publicidad, no enseña el producto ni habla de él, pero aun así fue un auténtico éxito, lo cual devuelve a Segarra “la confianza en el ser humano como espectador”.

Muchos publicistas pasan en algún momento por una ‘crisis’ en la cual se plantean la ética del oficio. Crear campañas para vender empresas que después han resultado ser fraudulentas lleva a muchos profesionales del sector sentirse culpables. Los políticos y banqueros han pasado a ser demonizados por una sociedad sumida en la crisis, pero Segarra alerta de que es clave “no generalizar ni demonizar ciertos sectores, ya que son necesarios en nuestra sociedad de consumo”.

La marca España está sufriendo mucho, y la opinión internacional se ha cebado con ella en muchos momentos, “tal vez deberíamos hablar nosotros mismo peor para acallar esas voces negativas del exterior, es decir, hundir la proa del barco para luego resurgir con mayor fuerza”, aconseja Segarra poniendo como ejemplo el caso de Ryanair, que baja las expectativas a niveles desastrosos para que finalmente la experiencia no resulte tan negativa para el consumidor.

Para ver la entrevista completa a Toni Segarra, pulse aquí.

http://www.youtube.com/watch?v=P7-oNiVQbXE

Lotería Nacional saca a concurso su cuenta creativaAnteriorSigueinteEspaña pega el estirón en la lista corta de Mobile en Cannes Lions 2014 con 6 nominaciones

Noticias recomendadas