Publicidad

El consejo de Giraldi a los marketeros: 'alejaos de las falsas emociones'

Bob GiraldiEl famoso director Bob Giraldi no es lo que se dice un gran fan de los efectos especiales.

“Vivimos en un mundo inundado de efectos, efectos especiales, efectos de post-producción. Está claro que siempre ha sido un negocio que gira en torno a lo falso, pero es más falso aún hoy en día porque la mayoría de lo que vemos, es lo que la gente joven toma de referencia y sobre lo que se trabajará en el futuro, falso y generado por ordenador“.

El aclamado director de más de 3.000 anuncios televisivos, sin contar con sus cortos y videoclips, dio una charla desde su espacioso loft en TriBeCa, días antes de que fuera a ser incluido en el Advertising Hall of Fame.

No soy de los que les gusta mirar atrás y decir que cualquier tiempo pasado fue mejor, porque sinceramente, no era mejor. Ahora es increíble. Pero antes la publicidad tenía que ver con las emociones, las emociones al desnudo, el argumento. Yo estaba influenciado por películas como ‘La ley del silencio’ o ’12 hombres sin piedad'”, dijo Giraldi. Está claro que hoy en día seguimos teniendo estas cosas, pero inundadas de efectos, ruidosos, palpitantes y chocantes efectos…

“En realidad en los tiempos tempranos de la publicidad, todo tenía más que ver con el teatro, y hoy está más relacionada con el mundo del cine. Antes, en los días de ‘Mad Men’, los negocios de la publicidad en el cine siempre estábamos como bailando, como en una justa, hoy están completamente fusionados, son casi el mismo negocio…Las marcas están más involucradas con el negocio cinematográfico que nunca”.

Para Bob, la Super Bowl es el escenario más grande de la publicidad, y añadió, “si echas un vistazo a toda esa música pop, todo ese ruido, toda esa gente tratando de superar el humor de otro… No creo que haya muchos anuncios en los que no te enteres del mensaje o de cuál era el producto. Es sólo que el mensaje está inundado por la técnica… Creo que la claridad del producto estaba ahí, pero el problema es que al rededor se monta un circo muy intenso”.

Lo que la gente joven no quiere en los anuncios según Bob es, “la emoción falsa. Quieren que se les cuente para qué están ahí, qué es lo que es que les ofreces y qué es lo que les va a entretener…No quieren que les times. Hoy en día, se está cruzando la línea de esta falsa emoción: ‘déjame que te cuenta una historia que es muy triste pero por supuesto detrás de ella se encuentra una aerolínea o una cerveza'”.

“Muchas compañías se lo están planteando como ‘te voy a hacer llorar ahora porque me va a beneficiar’. Hay una línea muy fina entre las emociones y lo que vamos a comprar. Los jóvenes cuenta con una línea más gruesa, y lo que realmente piensan es ‘no cruces esa línea si me estás ofreciendo porquería'”.

Giraldi no se considera a sí mismo como a un hombre al que le guste vender, y de hecho cree que esto le pasa a mucha gente creativa. Según él si se hiciera una encuesta, la mayoría de la gente creativa diría que no les importa cuánto producto venden.

“La marca no es lo que motiva. Lo que motiva es la creatividad y creo realmente que los publicistas, los publicistas inteligentes, de marcas como Nike y Volkswagen, lo entienden. Utilizan sus ideas sus ideas de forma diferente, y eso les hace únicos“.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir