Publicidad

El DEBATE SOBRE LA PUBLICIDAD DE LA COMIDA BASURA LLEGA A AUSTRALIA

Después de la polémica levantada por la regulación de publicidad de comida “basura” en el Reino Unido, el asunto se traslada a Australia. Según un informe del Grupo de Trabajo Internacional sobre la Obesidad, la autorregulación en la publicidad sobre comidas y bebidas en el país está fracasando a la hora de frenar la obesidad infantil.

Una de las principales denuncias que el Grupo puso de manifiesto en el 10º Congreso Internacional sobre Obesidad es que algunos sitios de Internet que atraen a los niños con juegos publicitarios están siendo utilizados para saltarse los estrictos controles publicitarios que el gobierno australiano ha impuesto en los medios tradicionales. El 85% de la publicidad para niños en televisión también cuenta con publicidad en los sitios en Internet. En tres meses, estos sitios de comida y bebida fueron visitados por 12,2 millones de niños.

El problema que ve el Grupo es que estos sitios no cumplen realmente los códigos de conducta de publicidad del país. Pero controlar el contenido de la publicidad online es mucho más complejo que la publicidad tradicional. Boyd Swinburn, presidente de la Sociedad Australiana para el Estudio de la Obesidad, insistió en que “la necesidad de proteger a los niños de la explotación comercial, que está siendo pasada por alto por la industria publicitaria y alimenticia”.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir