Publicidad

EL DESTINO DE LOS CHIRIMBOLOS ES TODAVÍA UNA INCÓGNITA

Parece que por fin alguien se ha atrevido a dar cifras sobre el tema que parece tener en vilo a parte de la ciudadanía madrileña, los superchirimbolos. María Fuster, directora general de Coordinación y Dotación de Áreas Urbanas, señaló que de los 45 soportes denunciados sólo se moverán 9 para no perder dinero con la reubicación.

Fuster señaló que actualmente había un total de 334 chirimbolos repartidos por Madrid, casi la mitad de los 689 previstos en los primeros cuatro años. De ellos, 45 han sido denunciados por unos 110 vecinos y también han recibido 40 quejas que no explicitan el cambio de ubicación pero recogen opiniones desfavorables sobre el tema.

La Comisión de Medio Ambiente en octubre determinó que sería necesario reubicar un 20% de las super vallas, pero esto supondría un coste al ayuntamiento de 30 millones de euros, ya que las adjudicatarias Cemusa y Clear Channel en el pliego de condiciones de su contrato sólo estaban obligadas a mover un 10% gratuitamente. De todos modos, desde la Concejalía de Medio Ambiente todavía no han dado datos precisos sobre cuantos piensan mover realmente, así que parece existir cierto desacuerdo.

Las nuevas localizaciones de los chirimbolos estarán sujetas a criterios de amplitud de la vía, a no ocasionar molestias a los transeúntes y a no tapar elementos del mobiliario público urbano, como señales de tráfico, semáforos.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir