Publicidad

El emplazamiento digital: el respiro publicitario para los creadores de contenidos

El emplazamiento digital: el respiro publicitario para los creadores de contenidosLevantarse al baño en las pausas comerciales para evitar la publicidad ya no es el único recurso de los espectadores. Programas grabados en los que se saltan los anuncios o descargas ilegales de contenidos en los que se omite la publicidad son cada vez más habituales. Y al mismo tiempo, banners y pop ups son considerados muy molestos y directamente se evitan.

Ante un grupo cada vez mayor de espectadores que no quiere ver anuncios, y los evita siempre que puede, la industria de la publicidad en cine y televisión se ha visto obligada a plantear nuevas estrategias para que los anuncios lleguen a los consumidores. Y así ha nacido una tecnología emergente que podría servir como solución: la incorporación digital.

La introducción de productos en un programa, serie o película no es algo nuevo, pero sí lo es la incorporación digital, ya que el producto que se puede ver en pantalla nunca estuvo allí durante la grabación. Esto permite a los editores colocar lo que quieran donde quieran en el proceso de postproducción.

“No sólo usamos logos. Se pueden incorporar vídeos, carteles e incluso productos”, explicó director ejecutivo de MirriAd, una empresa de publicidad por emplazamiento que se ha beneficiado de esta tendencia, Mark Popkiewicz. “Cuando integramos los productos en los programas, los colocamos con tanta sutileza que la audiencia se convence de que siempre estuvieron allí y de que son parte de la escena. La tecnología es capaz de incorporar o reemplazar objetos en movimiento e incluso de reemplazar los productos manipulados por los actores, como los teléfonos móviles”, añadió.

Y es que esta tecnología aporta una motivación psicológica que puede ayudar a los creadores de estos contenidos. “Cuando un espectador ve algún programa en el que se incorporó un producto digitalmente, no reacciona defensivamente contra la publicidad, cosa que sí sucede con la publicidad en línea o los anuncios publicitarios en la televisión. Reaccionan de forma receptiva, en lugar de bloquearse”.

Esta tecnología está dando todavía sus primeros pasos, pero ante la exigencia de los consumidores y la tendencia a la personalización, es posible que pronto dos personas estén viendo el mismo contenido, pero los productos emplazados sean diferentes, en función de sus preferencias. “Esto ya es factible, pero los costos de crear y personalizar los anuncios superan los beneficios potenciales”, aseguró el director de estrategia y planificación de Rufus Leonard, Adam Fulford. “Pero llegará el día en que los anuncios incorporados sean tan personalizados como un mensaje de correo electrónico”.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir