Publicidad

EL ESCAPARATISMO, CADA VEZ MÁS DE MODA

Lo denominan visual merchandising y es una de las estrategias de ventan más antiguas, pero también más usadas en la actualidad. ¿Qué tienen en común Louis Vuitton, Tiffany y Apple? Sus grandes escaparates en la Quinta Avenida neoyorkina. El de Vuitton es de los más legendarios de la ciudad, pero el que Apple inauguró el pasado mes de mayo es quizá el más espectacular. Un cubo de diez metros de altura en cuyo centro está la manzana corporativa iluminada permanentemente, ya que el establecimiento abre las 24 horas del día y todos los días del año.

Y es que los escaparates comerciales ya no son exclusivos de las grandes tiendas de moda. El ejemplo de Apple es más que ilustrativo, pero no el único. Ferrovial y Gas Natural se han instalado a pie de calle, mientras que las sucursales bancarias se han convertido en expertas en comunicación en el punto de venta con escapares cada vez más decorados, como es el caso de BBVA. El uso de los escaparates no es nuevo, ya que desde principios del siglo XX son un reclamo esencial.

Para compañías como Inditex, que no llevan a cabo ninguna acción publicitaria, los escaparates en sus establecimientos son el punto de contacto más importante con sus consumidores. Varios estudios de mercado coinciden en que para la mujer, el escaparate es la primera razón de compra. Según los expertos de la Fashion Management School, “el escaparate ejerce una fuerza emocional muy fuerte sobre el consumidor, pero para que la comunicación sea eficaz, tiene que tener coherencia con el interior de la tienda y con la marca”.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir