Publicidad

El exceso de publicidad lleva a ciudadana china a demandar a un cine por hacerle perder su tiempo

Hay quienes adoran los anuncios que se emiten en los cines antes del pase de una película porque les sirven para tomar buena nota de las novedades cinematográficas que están por llegar a la gran pantalla. Otros, en cambio, los odian y consideran que, aparte de superfluos, son demasiado largos. A esta segunda categoría pertenece Chen Xiaomei, una ciudadana china de Xian, que ha decidido demandar a una sala de cine y a una distribuidora cinematográfica por hacerle perder su tiempo. Y es que, denuncia Xiaomei, el pase de la película que fue a ver estuvo precedido de un total de 20 minutos de publicidad.

La demandante reclama que se le devuelva el importe íntegro de la entrada de cine, que costó 35 yuanes (alrededor de 4 euros). Xiaomei pide esta cantidad como compensación por daños morales y exige asimismo una disculpa por escrito de la sala de cine y de la distribuidora. Se desconoce si conseguirá su propósito, pero por lo pronto su demanda ha sido ya admitida a trámite por un juez.

La película que Xiaomei estaba viendo en el cine es el filme chino Afterschock, un drama sobre una familia rota como consecuencia de un terremoto que está batiendo récords de taquilla en el gigante asiático.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir