Publicidad

EL GOBIERNO BRITÁNICO RESPALDA A LA INDUSTRIA PUBLICITARIA FRENTE A LA RECESIÓN

El gobierno británico ha admitido que si se siguen recortando las inversiones publicitarias no se podrá mantener el dinamismo de la economía pretendido para combatir la recesión, según informa Brand Republic.

La situación económica podría conseguir lo que la industria publicitaria no consigue con sus actividades de presión y lobby: evitar las prohibiciones y limitaciones impuestas por el gobierno sobre la publicidad de bebidas alcohólicas y comida basura. Según cita Brand Republic, un ministro ha afirmado que “hay que observar el impacto que cada decisión que tomamos desde una nueva perspectiva. No queremos empeorar una situación económica ya difícil de por sí”.

Si se prohibiera emitir publicidad de comida basura antes de las 9 de la noche, como estudia el gobierno en Reino Unido, tendría un coste de unos 249 millones de euros para las industrias publicitaria y alimentaria de aquel país. La misma prohibición sobre la publicidad de bebidas alcohólicas privaría a esta industria y a la publicitaria de más de 124 millones de euros.

Sin embargo, frente a las iniciativas a favor de la inversión publicitaria que puede favorecer el gobierno británico, los tories reclaman que se recorte la inversión publicitaria del propio gobierno: el presupuesto destinado a la oficina de comunicación y marketing gubernamental, Central Office of Information (COI), ha aumentado más del doble en diez años.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir