Publicidad

EL HOMBRE ANUNCIO ABANDONA LAS CALLES DE MADRID

La nueva ordenanza sobre publicidad exterior comunicada por el Ayuntamiento de Madrid la pasada semana acababa con uno de los iconos del marketing: el hombre anuncio. Una práctica que marcó los orígenes de la publicidad en el siglo XIX, en los países anglosajones.

Sin embargo, hoy en día el hombre-anuncio queda fuera los esquemas modernos de publicidad y apenas sigue resistiendo en aquellos países dónde se generó, EE.UU e Inglaterra. En nuestro país apenas representa una fórmula residual y arcaica. Y ahora, con la nueva legislación municipal acabará por desaparecer.

A pesar de todo no se espera que su eliminación vaya a suponer ningún mal para el sector. En España, la publicidad exterior cuenta con una inversión superior a los 568 millones de euros, el 7,1% del volumen total del presupuesto publicitario en medios convencionales, según datos de Infoadex, recogidos por Expansión.

En cuanto a la gestión de este tipo de publicidad, básicamente son tres las empresas que se encargan de la publicidad exterior en la capital. Cemusa explota los anuncios situados en paradas de autobús, JC Deacaux se encarga del mobiliario urbano, y Clear Channel lleva la concesión municipal de las vallas, según publica Expansión.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir