Publicidad

El marketing cinematográfico tiene que centrarse mucho más en la "marca" que rodea a las películas

Ante todas las campañas que lanza la industria del entretenimiento promocionando productos, estrenos, nuevos títulos en todo tipo de formatos, parece que no se están centrando en el foco adecuado y que, mirando más hacia la marca, podrían conseguir fomentar sus acciones de marketing.

Tendría que enfrentarse a algunos retos, como la naturaleza del producto que tratan de vender, que es efímera, o el poco tiempo con el que cuenta para tener éxito. Pero lo cierto es que son pocas, muy pocas, las películas que han conseguido ir más allá, crear una marca en torno a su contenido y extenderse más allá de la experiencia del visionado. Pero si para otras industrias es importante, ¿por qué no iba a serlo para la industria del entretenimiento, especialmente teniendo en cuenta la importancia de los galardones cinematográficos?

El problema es que muchas de las campañas que se lanzan son simplemente un intento de pegar el póster de la película en todos los sitios que sea posible, tanto online como offline, olvidando las relaciones públicas y dando de lado por completo a las redes sociales. Estrategias que consiguen aumentar el volumen de forma muy rápida, pero que no necesariamente serán capaces de sacar el mayor partido a los presupuestos publicitarios para la película. Y es que hay que tener en cuenta que una película no es mucho más difícil que gestionar que una marca.

Cada película debería definirse de forma clara para identificar los momentos de conexión y las formas innovadoras con las que se puede vincular al cliente. Además, esto puede favorecer la creación de una marca a largo plazo, especialmente cuando se trata de películas con secuelas. Harry Potter o Star Wars, han sido películas capaces de mostrar sus valores al público que guían lo que hacen en todas las extensiones posibles de la marca. Y esta es la forma de conseguir que la magia del cine siga viva en la mente y el corazón de los fans mientras que atrae las nuevas audiencias.

Hay distribuidores de cine que sí están recurriendo a estas estrategias para posicionarse de forma efectiva y lanzar sus estrenos. Con promociones realmente interesantes, son capaces de poner a los espectadores potenciales dentro de la película y crear una nueva fascinación sobre el tema antes de que hayan visto la película. Pero estas estrategias sólo pueden crearse entendiendo qué elementos tienen el potencial de atraer a las audiencias y crear una marca.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir