Publicidad

EL MERCHANDISING SE LA JUEGA CON LA CRISIS

Con la caída del consumo debido a la crisis económica mundial irrumpe el merchandising como una fórmula para mantener al cliente en los establecimientos de consumo, con el objetivo de retenerlo el mayor tiempo posible en la tienda a través del estímulo a sus cinco sentido.

“Se trata de envolver un producto que el cliente no necesita y convertirlo en objeto de deseo”, dijo a Actualidad Económica Tomás Romero, director de merchandising del Cortefiel, que apunta a que con la caída de las ventas al por menor en un 6,2% esta estrategia pasa a ser fundamental, aunque no se dote de grandes presupuestos a las ideas.

“En épocas de dificultades, las empresas no apuestan por grandes inversiones”, explica. “En cambio tu mente se dispara imaginando lo que puedes hacer con los escaparates o en el interior de una tienda con mínimos presupuestos”.

Muchos expertos denuncian el retraso que lleva España en estas tendencias que buscan estimular no sólo visualmente al cliente, para que éste estire su paseo por los establecimientos, aumentando así las posibilidades de que compre.

“Música, olor, iluminación sugerente…todo juega un papel en el deseo de comprar”, estima Romero, que busca lograr una identificación fuerte con el cliente para fijar en la memoria el nombre del establecimiento.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir