Publicidad

El poder de la publicidad y el del consumidor

El poder de la publicidad y el del consumidorLa publicidad irrumpe en la vida del consumidor constantemente. Le inunda de mensajes y trata de convencerle de que necesita comprar un producto o servicio determinado. La publicidad crea tendencias, indica cómo vestir, cómo comer o incluso cómo ser. Ese es el poder de la publicidad.

Una buena publicidad muestra lo que se necesita antes de que se piense. Crea una serie de ideales que son absorbidos por la mente del consumidor (el ideal de belleza, la vida ideal…). El público piensa según la perspectiva de la marca y de la gente que trabaja detrás de los anuncios.

Gracias a la publicidad, una bebida inventada por un farmacéutico en 1866, Coca-Cola, se convirtió en un fenómeno de la cultura pop. Las agencias publicitarias llevan a cabo sus campañas con la idea de que todo es posible. Es el caso, por ejemplo, de Saatchi & Saatchi, que llevó al poder a Margaret Tatcher vendiendo la marca Tory al público británico.

Actualmente, los anunciantes cuentan con multitud de plataformas y medios donde anunciarse, desde la televisión a la web. Sin embargo, el consumidor quizá no tenga que pensar por sí mismo, pero sí tiene poder de decisión para afirmar qué es creíble y qué no. La publicidad es parte de la existencia humana, pero la buena noticia es que los consumidores tienen el poder de elegir.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir