Publicidad

El poder de una mujer enfundada en un vestido rojo y sus efectos en la publicidad

marilynEl vestido rojo podría calificarse como el icono más sensual de la publicidad, pues parece que la historia demuestra que es más difícil resistirse a los encantos de un anuncio en el que aparezca una mujer ataviada así.

Aunque pueda sonar algo perturbador, los profesionales del marketing y la publicidad conocen esta realidad y son conscientes de la importancia de este símbolo en nuestra cultura pop. Ya en 1957 el cotizado fotógrafo de celebrities, Milton Greene, se aseguró de fotografiar a Marilyn Monroe con un vestido rojo. En 1986, el hasta entonces casi desconocido cantante Chris de Burgh alcanzó el reconocimiento con su canción “Lady in Red“. En el film Matrix (1999) fuimos testigos de cómo el protagonista Neo estuvo a punto de recibir un balazo por ‘culpa’ de una mujer de rojo que le distrajo. Y hace tan solo dos años, Kate Middleton maravilló a medio planeta con su aparición con un vestido rojo del diseñador Alexander McQueen.

Tan potente y duradero es el “Efecto Red Dress” que los psicólogos conductistas han estudiado y demostrado que las mujeres que se visten de rojo son consideradas por los hombres como más física y sexualmente atractivas, así como que tienden a gastar más dinero en ellas mismas. Por otra parte, el portal de citas OKCupid reveló que las mujeres que aparecen llevando algo rojo en sus fotos de perfil tienen una mayor probabilidad de ser invitadas a salir.

¿Qué está pasando aquí? Dos cosas, en realidad. En primer lugar, el rojo es un color con una larga historia. Según Liz Dennery Sanders, consultora de marcas, este color “siempre ha significado poder, riqueza y pasión”. En segundo lugar, según el profesor Jenny Darroch de Claremont Graduate University’s Drucker School of Management, “a lo largo del tiempo siempre ha habido un significado común para el vestido rojo: amor, lujuria y sexo”.

Los marketeros no son ajenos a esta premisa y a través de las décadas las mujeres en vestidos rojos han aparecido en multitud de anuncios: Barbasol, Buick, Loews, DuBarry… Pero el poder del símbolo no siempre es fácil de manejar, tal y como Darroch indica: “El significado del vestido rojo se ha mantenido constante, pero lo que la cuestión se reduce a cómo se ejecuta“.

En el ejemplo del anuncio de la marca DuBarry de 1962, Dennery Sanders considera que “vestir rojo significa atrapar a tu pretendiente, por lo que trata del poder de la mujer sobre su hombre”, mientras que en el anuncio de Loews lanzado este año la mujer aparece sola, por lo que cree que se representa “el propio poder de una mujer por sí misma“. Sin embargo, Darroch difiere, pues no ve claro si se representa a “una mujer ejecutiva o a una escort de alta gama”.

Así pues, en algunos casos es difícil averiguar donde reside el éxito del poder del vestido rojo, pero en cualquier caso, es incuestionable que el “Efecto Red Dress” funciona, solo que nunca sabremos por qué.

 

persp-red-dress-01-2014 (1)

persp-red-dress-02-2014 (1)

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir