Publicidad

EL PRODUCT PLACEMENT, UNA SOLUCIÓN AHORA REGULADA

Ya desde los 90, la publicidad tradicional en televisión empezaba a mostrar síntomas de la hoy evidente saturación. Es por eso que desde esos años comenzaron a buscarse soluciones, y una de las primeras fue el product placement. En la actualidad, insertar un producto en un programa de televisión puede costar desde 3.000 hasta 12.000 euros por inserción.

“La gente estaba harta de tanto anuncio y había que buscar nuevas fórmulas no convencionales”, asegura Alfonso Méndiz, profesor titular de publicidad en la Universidad de Málaga en el periódico Cinco Días. Según el profesor, una de las series pioneras en insertar anunciantes fue Farmacia de Guardia, en la que aparecían McDonald’s y Aspirina de Bayer. “Las marcas se insertan en un programa que el espectador ha elegido porque le gusta, es mucho más sencillo llegar a él”, explica un portavoz de Supernovelty.

Hasta ahora, esta práctica no se regía por normas establecidas. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha interpuesto varias reclamaciones por considerar que hay programas en los que “se cometen excesos” y pidiendo límites sobre todo en la programación infantil. Por su parte, la Asociación Española de Anunciantes (AEA) considera válida esta práctica siempre que no interfiera en el programa y no afecte a los espectadores. Para evitar este tipo de problemas, la Comisión Europea acaba de aprobar una reforma de la directiva de Televisión sin Fronteras en la que se prohíbe el product placement en programas infantiles, informativos y religiosos. La normativa entrará en vigor en 2010.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir