Marketing y Publicidad

El sexo vende, pero hay que saber muy bien cuándo utilizarlo

Con cierta frecuencia los organismos de control de la publicidad retiran anuncios que equiparan a una mujer desnuda con el producto determinado. "El sexo sigue vendiendo como antes" declara de Matthias Sander, de la Universidad de Konstanz, según recoje suedkurier.de. Para que el sexo venda es imperativa la concordancia con el producto o servicio y no distraer al consumidor. Sobre todo los pequeños y medianos comercios aplican una publicidad muy poco sutil con imágenes denigrantes de la mujer o violencia excesiva. Para llamar la atención recurren a medios poco adecuados que sólo llevan a una mala publicity.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Quien no arriesga no gana y quien mucho abarca poco aprieta. Llamar la atención por llamar la atención no funciona. La publicidad tiene sus metas y son conseguir nuevos clientes o dar a conocer una oferta. Las empresas se ahorrarían más de un disgusto si realizaran un pre-test. En Suecia se ha desarrollado el método RAM (Research and Analysis of Media). Un test que plantea preguntas sobre el recuerdo y la opinión de los anuncios. Aunque los grandes medios los utilizan, las pequeñas empresas tienden a preguntar la opinión del entorno familiar. Después se sorprenden de que les lleguen multas.

Matthias Sander destaca que la publicidad es “un sector complicado” que debería dejarse en manos de especialistas para evitar incurrir en un delito. Algunos de los errores comunes incluyen utilizar imágenes protegidas por derechos de autor encontradas en internet, publicidad engañosa o publicidad comparativa con mal realizada. Esto hace los anunciantes a veces tengan demasiadas precauciones y desechen todas las propuestas. No hay que infravalorar al consumidor. Un diseño interesante y un mensaje claro y único son buenas herramientas publicitarias que un profesional conoce de sobra.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir