Publicidad

El spot de Mazda para la Super Bowl abre el debate sobre los dispositivos y la seguridad vial

dispositivos cochesLa Super Bowl ya ha pasado pero los anuncios que pudimos ver durante el gran evento deportivo aún siguen dando que hablar. La última polémica viene de la mano del spot de Mazda en el que, con el objetivo de mostrar al público los últimos avances y capacidades de sus vehículos, muestra a un conductor actualizando su perfil de Facebook mientras conduce.

Este spot atrajo la atención del Comité de Comisión Federal de Comercio de EEUU que se muestran preocupados ante el hecho de que el mercado automovilístico y los fabricantes de dispositivos se dirigen hacia una dirección que podría acabar resultando peligrosa.

Sus afirmaciones se basan en el hecho de que tanto las empresas de software como las grandes marcas del sector del automóvil podrían acabar anteponiendo la conectividad de los usuarios a su seguridad en carretera.

“La tecnología puede ser parte de nuestros hábitos diarios pero el uso de estos dispositivos durante la conducción se convierte en un vicio mortal que amenaza con deshacer el notable progreso que hemos hecho para mejorar la seguridad en las carreteras” explica el senador demócrata por Virginia Jay Rockefeller. “No veo razón por la que los conductores tengan que actualizar sus perfiles en medios sociales, comparar restaurantes o buscar opiniones sobre hoteles mientras se encuentran al volante”, añade.

La gente quiere estar conectada y lo quiere estar también mientras conduce, por este motivo, el reto de la industria del automóvil pasa ahora por desarrollar dispositivos inteligentes que permitan al usuario no sólo tener sus manos libres sino también sus ojos.

“El cliente no será feliz si para conducir tiene que apagar su teléfono. Lo que tenemos que hacer es ofrecer a los clientes nuevas funciones como la del manos libres” explica Wayne Powell, vicepresidente de sistemas electrónicos de Toyota Motor.

Ahora el diálogo sobre esta cuestión se centra en que funciones podrían realizar si los usuarios ponen sus teléfonos en modo conducción. Las preguntas que circulan se centran en quien será el que controle estas funciones y quienes los que las delimiten ¿el conductor? ¿el fabricante? ¿la red?

Rockefeller y otros legisladores tienen pensado limitar ciertas funciones conectadas en los automóviles a no ser que todos los sectores involucrados en el desarrollo de estos coches conectados (fabricantes de dispositivos móviles, desarrolladores de software, fabricantes de automóviles y proveedores de servicios inalámbricos) colaboren conjuntamente para asegurar que esta nueva generación de vehículos son 100% seguros.

“Mi esperanza y mis expectativas están puestas en que la industria busque activamente soluciones tecnológicas que puedan ser ampliamente adoptadas, disponibles para todos y que no perjudique la seguridad ni comprometan la concentración al volante• concluye Rockefeller.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir