Publicidad

El spot más corto de la historia dura un segundo, ¿puede leerlo?

Un segundo. Eso es lo que dura el anuncio más corto de la historia. Lejos quedan ya los spots de 20 ó 30 segundos de duración: la publicidad ahora apuesta por lo conciso. O al menos eso es lo que han hecho desde McCann Digital Israel con este vídeo de YouTube de un segundo de duración con el que pretenden anunciar uno de los síntomas del TOC, el trastorno obsesivo compulsivo. Su meta era dar a conocer este tipo de trastorno pero no querían hacer el típico anuncio con testimonios de enfermos y personas cercanas a otras que padecieran algún TOC. Por ello decidieron llevar a cabo este anuncio, el más corto de la historia, para que el espectador pudiera sentir en primera persona qué es en realidad un trastorno obsesivo compulsivo.

Y es que para poder leer algo de lo que nos dice el anuncio, seguramente todos nosotros, hayamos pulsado una y otra vez sobre el vídeo para tratar de pararlo y poder leer ya que, si no, nadie es capaz de captarlo. "Para mucha gente, realizar acciones de forma reiterada de forma incosciente es algo común en sus vidas. Pero éste es sólo uno de los problemas a los que las personas con TOC tienen que hacer frente", es lo que dice el anuncio más corto de la historia. Les dejamos el anuncio a continuación junto a una explicación del case study de McCann Digital Israel:

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir