Publicidad

EL TODO VALE DE LA PUBLICIDAD COMPARATIVA

Utilizar un signo idéntico o similar de tu competidor en un anuncio es lícito según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Eso sí, siempre y cuando el anunciante no engañe, confunda al consumidor, saque provecho de la reputación ajena o denigre a la otra marca, según informa Expansión.

El fallo viene a raíz de un anuncio televisivo en el que un operador de telefonía móvil inglés comparaba el precio de sus servicios con el de otro competidor. El propio perjudicado reconoció que la comparación de precios era “exacta” y la información objetiva por lo que no pudo rebatirle.

A pesar de que el tribunal matizó en la sentencia que la conducta del anunciante -que aludía a la otra marca registrada a través de sus burbujas características y se jactaba por que sus tarifas eran más económicas- podría prohibirse conforme a la Directiva, no obstante observó que la intención de la resolución no era otra que favorecer la publicidad comparativa. Por lo que se limita en cierta medida el derecho de marca.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir