Publicidad

Electores online, candidatos offline: el 26J se olvida de la publicidad digital

enchufeNo han conseguido ponerse de acuerdo para formar gobierno y, ahora, tampoco alcanzan un consenso en la prometida campaña “austera” con vistas a las reelecciones del 26J.

Y es que todos los partidos saben la importancia de los mensajes publicitarios en periodo electoral, un tiempo clave para convencer a esos indecisos que todavía necesitan un empujón.

Y tal y como está el panorama, el mensaje nunca ha sido tan importante. La reñida situación política con la ruptura del bipartidismo que reinaba en España desde hacía mucho tiempo, ha hecho tambalear los cimientos de las grandes y, hasta ahora hegemónicas, formaciones.

Pero hablemos de cifras. Las últimas elecciones costaron al Estado, es decir, a los ciudadanos, la friolera de 160 millones de euros mientras que los partidos invirtieron 35 millones en su propaganda. Pero, ¿en qué tipo de comunicación gastan más las formaciones?

Parece que la política rehúye cada vez más la calle puesto que, la inversión en publicidad exterior es la partida que menos presupuesto obtiene representando el 16% del total.

Y esto se refleja en el gasto que realizan en esta partida, en la que el PP invierte alrededor del 20% de su presupuesto electoral, en comparación con los escasos 8.500 euros del recién llegado Podemos.

La atención ya no está en las calles sino en las pantallas, en la comunicación online, una joya que solo aprovecha Podemos para llegar a sus votantes.

La llamada “vieja política” se dedica a trasladar sus mensajes del mundo offline al online sin previa adaptación a un entorno que dista mucho de las herramientas de comunicación convencionales del mundo físico.

gasto campaña

Ahora parece que no veremos las caras de los candidatos ni en vallas publicitarias, ni marquesinas, ni autobuses. Los políticos optan por otras técnicas de marketing ¿más efectivas?

El mailing o buzoneo (sí, esas papeletas que llegan al buzón de su casa y terminan directamente en la basura sin ni siquiera ser percibidas por sus ojos) ha sido una de las partidas en la que todos coinciden no querer recortar.

De hecho, para el PSOE, este gasto suponen más de 5 millones de euros, mientras que para Ciudadanos casi 3 millones y Podemos cerca del millón y medio.

Por su parte, la publicidad, cartelería, relaciones públicas y anuncios en medios se llevan también un trozo importante de la tarta de las inversiones políticas con el PSOE gastando la mitad de su presupuesto en ella, 5,2 millones, mientras que Podemos destinó 86.500 euros de los cuales la mitad iban orientados a acciones en redes sociales.

Pero también los actos en grandes plazas y auditorios se llevaron buena parte del dinero de los partidos. Una partida en la que los nuevos, Podemos y Ciudadanos, hicieron más hincapié con gastos de 440.600 y 275.000 euros respectivamente.

Y todo ello sin contar los 2,4 millones que el PSOE destina a sobres y papeletas (en plena era digital), los cerca de 250.000 euros de Podemos en participación y viajes o los 500.000 de Ciudadanos en la creación de sus logos, vídeos, fotografías y demás elementos visuales de campaña.

Y de esto hace tan solo 6 meses, un hecho que ha hecho sacar los dientes a los ciudadanos que, según las encuestas, parece que nada les hará cambiar su voto.

Ni siquiera el recorte de 6 millones previsto para la nueva campaña “gracias” a la eliminación de los 5,9 millones de la publicidad exterior y el abaratamiento del mailing en el que parece que todos coinciden con una reducción de 0,18 euros por elector a 0,15.

Estos cambios fijarán un gasto por partidos de 8,4 millones de euros para el PP, 6 millones para el PSOE y 3 millones para Podemos y Ciudadanos.

De esta manera, la nueva “austera” campaña política rondará los 20,4 millones de euros, 15 millones menos que hace medio año en lo que a gasto de los partidos se refiere. Si sumamos lo que deberá aportar el Ministerio de Interior en cuestiones logísticas, hace un total de 150 millones de euros. Suma y sigue.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir