líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Esta empresa te compra tu cara para hacer publicidad

Marketing y PublicidadLa empresa israelí Hour One quiere sacar partido publicitario de los "deepfakes"

Hour One, la empresa que quiere universalizar los "deepfakes" en la publicidad

Esta empresa te compra tu cara para hacer publicidad "deepfake" sin actores de carne y hueso

La empresa israelí Hour One ha comenzado a emplear imágenes de personas anónimas para crear anuncios sin que haya actores de carne y hueso involucrados en el set de rodaje.

Hace poco la operadora rusa de telefonía MegaFon lanzaba un anuncio protagonizado por Bruce Willis en cuya filmación el protagonista de La jungla de cristal ni siquiera había tomado parte. El intérprete se limitó a ceder sus derechos de imagen a la marca, que recreó más tarde su rostro (de hace 30 años más inri) mediante la técnica del «deepfake».

Esta tecnología promete estar hasta en la sopa en los años venideros en la industria publicitaria, que ya dio buena cuenta hace unos meses de su excelente sintonía con los “deepfakes” en la aclamada campaña «Con mucho acento» de Ogilvy para Cruzcampo.

Los «deepfakes» están abocados a ser omnipresentes en un futuro no muy lejano en la publicidad y prueba de ello es que la empresa israelí Hour One ha comenzado a emplear imágenes de personas anónimas para crear anuncios sin que haya actores de carne y hueso involucrados en el set de rodaje.

Hour One busca por ello personas anónimas que no tengan prurito alguno en convertirse en modelos para sus «deepfakes». La compañía obtiene los derechos de imagen de los modelos, a quienes filma realizando movimientos específicos en alta resolución. Y a continuación solo queda poner voz (sintética por supuesto) a los «deepfakes». No obstante, Hour One brinda también la posibilidad a sus clientes de contratar un servicio adicional de doblaje para que actores de carne y hueso locuten los textos de los anuncios.

Un software desarrollado ad hoc se encarga más tarde de coordinar el audio con los movimientos de los modelos, tal y como informa MIT Technology Review.

Los clientes de Hour One utilizan su tecnología para filmar anuncios y vídeos de empresa

Las personas que Hour One selecciona para protagonizar sus anuncios no tienen que ser necesariamente actores o modelos profesionales, puesto que no tienen que actuar ni desfilar. Bastan con que reúnan una serie de características físicas especificadas previamente por la empresa, cuyo objetivo es que su porfolio sea lo diverso posible desde el punto de vista del sexo, la edad o la raza.

Cuando el clon digital de uno de los modelos es elegido para protagonizar un anuncio, su doble de carne y hueso se remunerado con una pequeña cantidad en concepto de derechos de imagen que es bastante más exigua de lo que cobra normalmente un actor profesional por protagonizar una campaña.

Hour One dice contar en su catálogo con alrededor de 100 modelos y unas 40 empresas utilizan ya sus servicios. Más allá de para filmar anuncios, los clientes de la compañía israelí utilizan sus «deepfakes» para crear vídeos de empresa. Es el caso, por ejemplo, de una escuela de idiomas que se vale de la tecnología de Hour One para alumbrar clases en formato vídeo que no graba ninguna persona real.

Pese a que la tecnología desarrollada por Hour One resulta a bote pronto muy práctica para las empresas, lo cierto es que está levantando ampollas entre los actores profesionales, que temen quedarse compuestos y sin trabajo por culpa del auge de los «deepfakes».

A esta polémica se une además una segunda controversia y es que las personas que ceden sus derechos de imagen a Hour One no tienen potestad a la hora de decidir si participan o no en una campaña y tampoco pueden opinar sobre las palabras que brotan virtualmente de sus labios. Lo único que les garantiza la compañía israelí es que su rostro no se abrirá paso en ningún caso en campañas emparentadas con el sexo, la política o los juegos de azar.

 

Foot Locker retrata el poder de la Generación Z en el futuro del planeta en esta campañaAnteriorSigueinte"La tendencia va a ser la sostenibilidad, apoyada en las palancas de la diversidad y la IA humanizada", L. Ureta (Globant)

Noticias recomendadas