Publicidad

En época preelectoral, las líneas que separan la autopromoción y la información en la publicidad son más borrosas que nunca

partidos politicos politica publicidad electoral institucionalEl 2015 está cargado de citas electorales (hace unas semanas tuvo lugar la primera de ellas en Andalucía) y por ello los partidos políticos están desplegando sus mejores armas electorales, tanto para hacer gala de sus lindezas, como para proclamar las "bondades" que se han logrado bajo su mandato en ciertas regiones.

Y aunque la campaña electoral oficial para las municipales y autonómicas aún no ha comenzado, durante los últimos meses la publicidad institucional de "autobombo", caracterizada por un mix de información con autopromoción, ha sido abundante, especialmente en la Comunidad de Madrid.

Ha sido este gobierno regional el último que ha encendido la mecha en este ámbito con la puesta en marcha de cinco campañas institucionales que promocionan "la mejor sanidad", "los impuestos más bajos" o "la libertad de elegir" la educación, entre otras maravillas del gobierno popular.

Pero el resto de grupos que componen la Asamblea han dado la voz de alarma por el gasto excesivo del lanzamiento de estas campañas a seis meses de las elecciones: han costado más de 7,6 millones de euros. Una cantidad desproporcionada en comparación con el coste de las campañas institucionales del gobierno central que cuestan unos 500.000 euros de media frente a los 1,5 millones de las regionales. A saber: 1.139.319 euros de inversión en la campaña de Asuntos Sociales, 1.551.250 euros en la de Sanidad, 1.132.140 euros para la de Tributos, 2.681.500 euros en la de educación y 1.105.875 euros para la de Emergencias.

"El Gobierno regional está haciendo campaña electoral a favor del Partido Popular con el dinero de todos los madrileños", ha señalado Ramón Marcos, candidato de UPyD en la Comunidad de Madrid. "El PP sólo se interesa por su partido, cuando lo que merecen los madrileños es un Gobierno que se preocupe por resolver los problemas de la gente", denuncia Marcos, tal como recoge El País. Como "autobombo" e "inmoral" lo ha calificado Izquierda Unida, especialmente en un contexto en el que se podría haber destinado dicha cantidad en cuidados a los afectados de Hepatitis C.

La Ley estatal de Publicidad y Comunicación Institucional es tajante y prohíbe el uso de publicidad institucional como herramienta de autopromoción: "No se podrán promover o contratar campañas institucionales de publicidad y de comunicación que tengan como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados".

Sin embargo, el grupo popular cree que no se incumple la ley "salvo que incumplir la ley sea informar de que aquí se pagan menos impuestos", respondió Salvador Victoria, portavoz regional, cuando recibió las quejas sobre la campaña que proclama lo siguiente en uno de los carteles publicitarios: "La Comunidad de Madrid ha vuelto a bajar los impuestos y cuenta con el conjunto más amplio de ventajas fiscales".

No es la primera vez que la Comunidad de Madrid se ve envuelta en una polémica por el continuado bombo de sus campañas institucionales. Solo hay que comparar los datos de la región con los del gobierno central: mientras que la Comunidad de Madrid, con 6,6 millones de habitantes, invirtió 220,6 millones de euros entre 2008 y 2011, el Ejecutivo central (España tiene más de 47 millones de habitantes) gastó en el mismo periodo 378,1 millones.

Tampoco es la primera vez que se pone en duda la finalidad de la publicidad institucional de la Comunidad de Madrid por desdibujar las líneas que separan la información de la autopromoción, dado que a finales de 2014 se vio obligada a rectificar por una campaña que además de "fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias", autopromocionaba la política fiscal de la administración que había contribuido a que los ciudadanos de la región fuesen "los que menos impuestos pagaban en España", tal y como proclamaba la campaña. Un mensaje que, sin embargo, aún se puede ver en algunos anuncios de radio, cine, televisión y en los impresos de las zonas de metro, ya que hasta la semana pasada había uno de ellos en la estación de Canillejas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir