Publicidad

En estos simpáticos anuncios de Amazon el subconsciente tiene muy "mala leche"

amazonLa inspiración es tremendamente caprichosa y le da por hacer acto de presencia en los lugares más insospechados. ¿La culpable? El subconsciente y la asociación de ideas que este promueve. Por culpa del subconsciente, hacemos a menudo asociaciones de ideas tan locas, tan locas, que deberían ser enviadas directamente al manicomio.

Imagínese, por ejemplo, que está en clase de yoga y que de repente, al fijar la mirada sobre un orondo compañero, se le viene a la cabeza un pollo asado con un termómetro adosado al muslo.

O que es camarera, está atendiendo a un grupo de clientes y los pendientes en forma de aro de una de las comensales le recuerdan inexplicablemente (o no tan inexplicablemente) a una cortina.

Parecen situaciones absurdas, pero son ellas precisamente las protagonistas de dos anuncios de Amazon en los que el gigante del e-commerce nos recuerda que las malas pasadas (consumistas) que nos juega a veces el subconsciente tienen remedio gracias a su eficacísima app móvil.

¿Que de repente nos apetece comprar un termómetro de cocina o unas cortinas? Basta con acceder a la aplicación de Amazon y comprar en apenas unos cuantos clics el producto que se nos acaba de pasar por la mente.

“Thought it, bought it” es el lema de estos dos ocurrentes spots de Amazon, que llevan la firma de la agencia Lucky Generals y del director Andy McLeod.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir