Publicidad

En la publicidad las mentiras tienen las patas muy cortas y salen carísimas

mentirasLas mentiras como reclamo publicitario salen a veces por un ojo de la cara. Que se lo digan, si no, a la cadena australiana de supermercados Coles, que ha sido condenada recientemente a un multa de 2,5 millones de dólares australianos (aproximadamente 1,8 millones de euros) por vender pan congelado y precocinado como "recién horneado".

Durante años Coles ha estado vendiendo en sus más de 600 filiales 106 productos diferentes como "recién horneados" o "cocinados hoy" cuando llevaban en realidad meses y meses preparados, según publica el diario Sydney Morning Herald.

Los productos que Coles ha estado comercializando durante años como “recién hechos” ni siquiera eran oriundos de Australia sino de Irlanda y Alemania.

En vista de las flagrantes mentiras de Coles, el instituto australiano de consumo decidió llevar el caso a los tribunales en el otoño de 2013 y ahora un juzgado ha fallado a su favor.

Coles ha respondido a la multa asegurando que nunca fue su intención engañar de manera deliberada al cliente, aunque reconoce que debería haber informado mejor al consumidor de la fabricación de sus productos.

La cadena australiana de supermercados deberá pagar no sólo 1,8 millones de euros por vulnerar las leyes de consumo de su país de origen sino que deberá informar asimismo a sus clientes de sus mentiras publicitarias mediante anuncios y carteles emplazados en sus puntos de venta.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir