Publicidad

En la publicidad nativa no todo es blanco ni negro, hay 4 tipos de grises

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de la publicidad nativa en los últimos meses? Si pertenece a la "fauna" publicitaria, es poco probable que no ha haya llegado todavía a sus oídos el que es sin duda el concepto "marketero" de moda.

Pero, ¿en qué consiste realmente la publicidad nativa? En integrar la publicidad online en la experiencia digital del usuario. En lugar de interrumpir, se trata de conectar con el internauta con contenido verdaderamente relevante para él.

La publicidad nativa es un concepto relativamente nuevo y quizás por ello en este nuevo concepto no hay todavía ni blancos ni negro sino más bien grises, en concreto 4 tipos de grises. 4 tipos de anuncios nativos, en realidad. A continuación diseccionamos cada uno de ellos de la mano de Paid Content:

1. Los anuncios turistas
Los anuncios turistas están más cercanos en realidad a los banners estándar que a los anuncios verdaderamente nativos. En realidad, son “superbanners”, pero se diferencian de la publicidad nativa tradicional en que son polifacéticos (pueden incluir simultáneamente texto, imagen y vídeo), contienen contenido verdaderamente útil para el usuario y le ofrecen alguna función inherentemente social.

2. Los anuncios residentes
Los anuncios residentes van un paso más allá que los turistas porque se integran de manera más completa en las páginas web e imitan de alguna manera los contenidos que éstas ofrecen a sus usuarios. Buscan además nuevos emplazamientos que no ofrece la publicidad display clásica y ofrecen al usuario contenido local y de terceros.

3. Los anuncios ciudadanos
Los anuncios ciudadanos son una forma más perfeccionada de publicidad nativa que se camufla fácilmente en el contenido de las páginas web porque se adapta a la perfección a su estilo y ofrece al internauta experiencias en forma de contenidos.

4. Los anuncios verdaderamente nativos
Los anuncios verdaderamente nativos ofrecen lo mejor de los dos mundos: contenido que el usuario puede identificar con facilidad como patrocinado, pero que al mismo tiempo le ofrece posibilidades de interacción. Se caracterizan por aunar la funcionalidad con contenidos no publicitarios, por tener el mismo diseño que los contenidos de las páginas web en lo que se integran y por ofrecer al usuario experiencias. Las historias patrocinadas de Facebook son el ejemplo más paradigmático de este tipo de anuncios.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir