líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

En publicidad, quien no arriesga no gana

«Es demasiado arriesgado». «No estamos preparados a dar ese paso». «Eso es ir demasiado lejos». Cualquiera que trabaje en una agencia de publicidad habrá escuchado estas frases miles de veces, y casi siempre por la misma boca: la del cliente.

A la hora de abordar la publicidad de sus productos y servicios, las anunciantes tienden a comportarse a menudo de manera demasiado temerosa hacia la creatividad que las agencias ponen en sus manos. Creen que jugando sobre seguro, tienen más posibilidades de ganar dinero con la publicidad, y probablemente tienen razón. Pero sólo asumiendo riesgos hay verdaderas oportunidades no sólo de ganar dinero, sino también de situar las ganancias muy encima de lo inicialmente previsto.

¿Qué se consigue realmente con una campaña publicitaria que juega sobre seguro? Que la línea de ventas no sube, pero tampoco baja. El ROI se mantiene, sí, pero todo es aburrido y previsible. En realidad, lo mejor que le puede pasar a un anunciante con una campaña “segura” es que logre mantener su “status quo”, explica Paul Suggett en About.com.

Cuando el anunciante deja atrás sus miedos y apuesta por una campaña arriesgada, los resultados son imprevisibles, pero también mucho más excitantes. Algunos aman la campaña, otros la odian, pero la marca está en boca de todos. Y a veces, no siempre, las ventas crecen por encima la media.

Lo peor que puede pasarle a un anunciante con una campaña arriesgada es recibir críticas y copar titulares en los medios de comunicación. Pero aun así, ello no impide al anunciante estar en boca de quien le interesa realmente: el consumidor.

En ocasiones, los anunciantes están tan preocupados por lo que se pueda decir de ellos que se convierten en invisibles. Al fin y al cabo, el 89% de los anuncios pasan desapercibidos, el 7% son rechazados y sólo el 3% se ganan el favor del consumidor. Para lograr hacerse hueco en el 11% de anuncios que no pasan inadvertidos, hay que arriesgar y, cuando se arriesga, a veces se pierde, y a veces se gana.

10 ideas para generar engagement con nuestros clientesAnteriorSigueinteLarry Page es nombrado CEO del año

Noticias recomendadas