Publicidad

En "San Publicito" repasamos los 20 grandes quebraderos de cabeza de los sufridos publicitarios

sanpublicitoLa de publicitario parece a priori una profesión "cool", glamourosa y cargada de diversión. Pero es ¿realmente esta profesión tan "guay" como la pintan? Sí y no. Como cualquier otro trabajo, la publicidad tiene cosas buenas y cosas malas. Lo que sucede es que en esta profesión en particular se da mucho más bombo y platillo a lo bueno que a lo malo. ¿Tendrá algo que ver en ello la serie televisiva Mad Men? Probablemente.

Hoy se celebra el Día de la Publicidad o "San Publicito" como se conoce coloquialmente esta efeméride. Una efeméride en la que queremos recordar que los publicitarios no viven tan bien como se empeñan en hacernos creer en Mad Men y que pasan auténticos "calvarios" en su día a día laboral. Sí, aunque a muchos les cueste creerlo, los publicitarios son "humanos" y sufren a diario auténticos quebraderos de cabeza. BuzzFeed recoge a continuación los más comunes:

1. Resistir la urgencia de criticar con su lengua viperina todos y cada uno de los anuncios que ven.

2. Conocer mejor las fuentes y tipografías que los rostros de las personas con las que trabajan a diario en la oficina.

3. Morirse de envidia por dentro cuando los amigos que no trabajan en publicidad salen a las 6 de la tarde del trabajo.

4. Sopesar eternamente si deben cambiar de agencia o permanecer en la actual a la espera de un ascenso.

5. Comer en solitario frente al ordenador.

6. Lidiar con clientes que quieren que hagan cosas por ellos no incluidas en el anticipo dado previamente a la agencia.

7. Rellenar partes de horas de trabajo que son una auténtica pesadilla de números.

8. Olvidar rellenar los partes de horas de trabajo e intentar cumplimentarlos al azar.

9. Toparse constantemente con estúpidos banners por culpa de la investigación que tienen que realizar para algún cliente.

10. Participar en reuniones que duran siempre más de lo necesario.

11. Sentarse junto a alguien que habla demasiado alto en una videoconferencia.

12. Estar rodeados de creativos ruidosos mientras están intentando escuchar en una videoconferencia.

13. Esperar a que algo sea aprobado por el cliente antes de salir de la oficina.

14. Recibir encargos que son siempre para hacer lo antes posible o para antes de que finalice el día.

15. Tener que soportar que el cliente “asesine” una y otra vez sus ideas.

16. Pasar por varias rondas de desarrollo creativo para que la campaña esté acabada.

17. Venir siempre al trabajo con sensación de resaca.

18. Esperar a ver lo que dice el departamento legal para casi para todo.

19. Oír decir al cliente que no tiene presupuesto.

20. Ser incapaces de explicar a sus amigos y familiares lo que hacen en su trabajo.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir